•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Luis Manuel Ortiz Martínez salió de su casa en el Mercado Oriental la mañana del sábado para ir ganarse la vida vendiendo cintillos, gorras y camisetas con los colores de la Patria (azul y blanco), en la marcha de Las Flores, sin imaginarse que no volvería.

“Tené cuidado pipe (hermano)”,  asegura un primo de Luis Manuel Ortiz haberle dicho cuando Luis Manuel le informó   hacía donde se dirigía, “y el me respondió: vos sabes que tengo dos niños a quienes mantener”, recuerda al apesarado pariente del vendedor ambulante.

El familiar de Luis Manuel Ortiz al igual que sus otros parientes habla con los periodistas exigiendo en todo momento no revelar su identidad por temor a represalias. “Usted sabe cómo esta esto”, refiere el entrevistado.

Balazo en la cabeza

Luis Manuel Ortiz, de 26 años murió la tarde del sábado después de recibir un impacto de bala en la cabeza cuando una manifestación pacífica fue atacada por tomatierras que invadieron una valiosa propiedad ubicada a la orilla de la pista suburbana. 

Aunque el vendedor ambulante fue llevado con vida al hospital Vivian Pellas y los médicos hicieron el mejor de los esfuerzos por salvarle la vida; Luis Manuel Ortiz se rindió ante la muerte a eso de las cinco de la tarde del sábado.

El ahora occiso  es el menor de siete hermanos, deja en la orfandad a un niño de cuatro años y una niña de 12 meses, aseguró una de sus tías paterna al pie de la tumba de Luis Manuel Ortiz la tarde del domingo.

Desconfían de la justicia

La tía paterna  de Luis Manuel Ortiz dijo que ellos (la familia doliente) no denunciarán el crimen de su sobrino ante las autoridades, pues no confían de la justicia nicaragüense

“Nosotros solo confiamos en la justicia de Dios que viene del cielo y de la cual nadie se escapa”, aseguró la pariente del vendedor ambulante mientras buscaba la salida del campo santo de la comarca de Nejapa.

“Mi sobrino era un chavalo callado a quien su mamá lo terminó de formar porque mi hermano murió hace 14 años” recuerda la apesarada tía quien insiste que la justicia divina se encargara de castigar a quien disparó contra su sobrino.

Estudiante masatepino con muerte cerebral

En  Masatepe, municipio de Masaya, los familiares del estudiante universitario Isaías  Emilio Portocarrero, quien recibió un impacto de bala en la cabeza en una de las trincheras ubicada en la Rotonda Universitaria en Managua,  la tarde del domingo (4: 45 PM),  seguían a la espera de un milagro que le permita seguir con vida.

Isaías Portocarrero  es estudiante del cuarto año de la carrera de ingeniería en sistema en la Universidad Nacional de Ingeniería y  fue alcanzado por una bala en la sien derecha que hasta la tarde del domingo lo mantenía con muerte  cerebral después de 24 horas.

“El (Isaías Portocarrero)  tenía tres días de haberse integrado a la lucha en esta barricada y cuando nos atacaron estábamos desayunando”, relató otro de los estudiantes universitarios que permanecen atrincherados en la rotonda universitaria.