•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) recibió denuncias la semana pasada sobre la ejecución de "represión selectiva" en Nicaragua, así como la muerte violenta de 18 personas.

En un informe emitido hoy, la CIDH, mediante el Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni), señaló que en su primera semana de labores recibió información sobre la "represión selectiva".

"La CIDH observa que durante su estadía en el país, el Meseni recibió información relativa a 18 personas que habrían fallecido de manera violenta en el contexto de represión actual y de múltiples personas heridas. Según la información recibida, el Meseni recibió información sobre hechos de represión selectiva, que se manifestaría en detenciones arbitrarias, allanamientos de viviendas en busca de personas que participaron en protestas y tranques. Este tipo de persecución también se estaría ampliando a los familiares y vecinos de las personas identificadas", indicó el organismo.

El Meseni señaló que debido a la crisis, tienen "abundante información" de una migración forzada.

"(Las) personas se están viendo forzadas a huir de sus hogares para esconderse en casas de seguridad en otras partes del país e incluso de múltiples casos de personas que están saliendo a otros países, en muchos casos para buscar protección internacional, solicitando asilo", dice el informe.

En efecto, las delegaciones de Migración y Extranjería en toda Nicaragua lucen llenas y se teme que este país sufra una pérdida de capital humano.

Una persona herida en la cabeza, durante la Marcha de las Flores, en Managua. Oscar Sánchez/END

Además, el Meseni obtuvo datos sobre las tomas de tierra en Nicaragua.

Avances y estancamiento

El Meseni por otro lado, reonoció que el gobierno de Nicaragua ha avanzado en cumplir tres de sus recomendaciones, entre ellas la número 3 (crear al Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes, GIEI - Nicaragua); la 14 (apertura al escrutinio internacional, facilitando la visita de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos); y la 15 (instalar Meseni).

En contraste, lamentó que no existan avances en cumplir con las medidas cautelares otorgadas a personas "cuya vida o integridad física se encuentra en grave riesgo, a partir del 18 de abril de 2018".

Nicaragua vive una crisis desde el 18 de abril. Oscar Sánchez/END

Nicaragua vive una crisis desde el 18 de abril, con un saldo de al menos 285 muertes, según la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH).

Sobre esta crisis, la CIDH ya emitió un informe, bajo el título “Graves violaciones a los derechos humanos en el contexto de las protestas sociales en Nicaragua”.