•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Antonia Urrejola, relatora de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aseguró que en los próximos días los familiares de los detenidos en la Direccion de Auxilio Judicial (DAJ) van a poder ingresar y visitarlos. 

Urrejola informó que llegó a este acuerdo con las autoridades de la DAJ luego de una visita que realizó la tarde de ayer. La relatora de la CIDH reveló que también le permitirán entrar nuevamente a la DAJ. Aseveró que durante su visita no encontró casos de torturas. 

“Van establecer una agenda de visita y podrán darles mensajes a los familiares que les traigan ropas y quienes toman medicamentos especiales se los hagan llegar”, detalló Urrejola, quien no precisó si la decenas de detenidos serán liberados en algún momento. 

La mañana de ayer se realizó un plantón en las afueras de la DAJ en demanda de la libertad de las personas detenidas.

Relatos de familiares

Yudielka Flores, de 24 años, apenas se levantaba de su cama a las 6:00 a.m. del pasado sábado cuando un grupo de policías junto y civiles armados llegaron a su casa. Mayerlin

Mayerlin Flores permanece en la Direccion de Auxilio Judicial (DAJ) demandando que liberen a su hermana. Yudielka trabaja para una zona franca ubicada en Tipitapa, misma en la que laboran otras cuatro personas que fueron detenidas el mismo día.  

Sandra Ramos, miembro de la Alianza Cívica por la Democracia y la Justicia y activista sindical, aseguró que los cincos colaboradores de esta empresa detenidos son Junior Sánchez, Daniel Sánchez, Henry Mejía, Guillermo Ruiz y la única mujer, Yudielka Flores.

Para Ramos, la detención de los cinco trabajadores de esta empresa coreana que produce ropa, no es mera coincidencia, sino un acto de represión en contra de trabajadores independientes que no están a favor del Gobierno. 

No obstante, la familia de Yudielka asegura que ella no estaba involucrada en nada y que el único problema fue que en el barrio Tangarás donde ella vive, el sábado por la mañana hubo ataques para quitar algunas barricadas que habían sido levantadas días antes. 

Yudielka trabaja de lunes a sábado en el área de empaque de dicha zona franca. Mayerlin afirmó que los policías y los civiles armados hicieron desastres dentro de la casa de su hermana, le dispararon al techo, le vaciaron los roperos y rompieron varias cosas. Hasta el momento no saben por qué se la llevaron a ella y su pareja.

Dos hermanos detenidos

Junior Sánchez y Daniel Sánchez son hermanos. Sus familiares afirmaron que ellos se los llevaron cuando se dirigían para la zona franca donde laboran. En cambio, Henry Mejía iba a sacar dinero a un cajero automático cuando fue apresado, según la denuncia de sus familiares. Ramos hizo un llamado a los dueños de la zona franca a abogar por sus colaboradores.

Un exmiliar se negó a reprimir

Betzaida Guzmán es la esposa de Óscar Danilo Mendoza, un exmilitar que salió del Ejército de Nicaragua en 2008 y que, según ella, se negó a participar en la represión que realizan las autoridades en el municipio de Sébaco.

Guzmán aseguró que, desde que su esposo dejó de ser militar, se dedicó a trabajar por cuenta propia. Su último trabajo, hasta el día que lo detuvieron, el sábado por la tarde, fue mototaxista.  “Se lo llevaron desnudo y me enteré que le lastimaron sus piernas”, aseveró la mujer. 

La angustiada mujer, que lleva dos días en la DAJ, dijo que su pareja era hostigado para que se uniera a grupos armados, pero él decía “que no iba a tomar sangre del pueblo”. Guzmán expresó que en el Ejército, Mendoza fue soldado y que decidió irse a raíz que no recibió permiso para poder estar con ella en un momento en que se enfermó gravemente.

Guzmán afirmó que procurará llevarle todos los días una comida diferente, para que Mendoza sepa que su familia está con él. El exmilitar es una de las 19 personas detenidas durante un ataque en Sébaco.