•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Dirigentes de las protestas en Masaya afirmaron ayer que no desmontarán las barricadas ubicadas tanto en el barrio indígena de Monimbó como en distintos puntos de la ciudad, a pesar de que en redes sociales se divulgó un supuesto acuerdo entre los líderes de barricadas, la Policía Nacional y la Alcaldía de Masaya. 

En el documento, siete jefes de grupos juveniles habrían firmado para comprometerse a “no hostigar a la Policía Nacional”, además de no levantar más barricadas e ir “quitando poco a poco” las que aún se mantienen en Monimbó. Sin embargo, los representantes del Movimiento 19 de Abril de Masaya aseguraron ayer en conferencia de prensa que este presunto acuerdo no es respaldado por los pobladores de esta ciudad. 

“Ningún acuerdo que se haya contraído en días anteriores representa el sentir de nuestra población, por lo cual legitimar dichos acuerdos sería traicionar la sangre de nuestros hermanos asesinados”, expresó Yubrank Suazo, uno de los líderes del movimiento.

El dirigente también se refirió a este acto como una “provocación” del partido de gobierno en contra de los monimboseños, quienes han expresado que las barricadas permanecen levantadas como una manera de protección ante los ataques de policías y fuerzas de choque, en especial en estos días previos a la supuesta realización del repliegue táctico, que sería efectuado este fin de semana.

Suazo, además, agregó que  “nunca podría Monimbó negociar su dignidad, seguridad y la sangre de sus caídos con un alcalde con las manos manchadas ni haríamos acuerdos con policías que a quemarropa mataron a nuestros hermanos que de rodillas pedían que no les mataran”.

Según el Movimiento 19 de Abril Masaya, 35 pobladores han muerto en el contexto de las protestas en esta ciudad.

Les “tienden trampa”

En la conferencia de prensa también se presentaron tres de los que firmaron el acuerdo con las autoridades de Masaya, quienes aseguraron que estos les “tendieron una trampa”, puesto que les habían “hecho creer” que dicho documento garantizaría que los policías no entraran a Monimbó.

“Los acuerdos que estaban ahí era que ellos no tenían ningún derecho de entrar a Monimbó ni andar sacando a los compañeros de Monimbó sobre sus casas. Esos fueron los papeles que se quería que se firmaran. No es que nosotros estábamos vendidos, en ningún momento hemos recibido ni un córdoba ni los pienso agarrar”, indicó uno de los sujetos, que omitió su nombre, pero se identificó como trabajador de la Alcaldía de Masaya.  

Mientras que otro de los líderes, que tampoco mencionó su nombre, agregó que les habrían llamado de un teléfono privado y les habrían entregado un papel donde solo aparecía señalizado el lugar donde debían firmar.