•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El joven Ricardo Adán Gutiérrez Sirias, 25 años, quien el pasado 15 de junio fue secuestrado por personas desconocidas y posteriormente apareció torturado en el Hospital Escuela Antonio Lenín Fonseca, es acusado de robo por la Policía Nacional.   

Gutiérrez apareció en el hospital el pasado 17 de junio con un trauma craneoencefálico y sin un dedo, según su familiares, debido al fuerte golpe que recibió en la cabeza, Ricardo no recuerda lo ocurrido durante su secuestro.

Ricardo Gutiérrez fue detenido por la policía del Distrito II de Managua en el barrio Batahola Norte y es acusado por robo con intimidación en perjuicio de una joven.  

El supuesto robo del que se le acusa a Gutiérrez ocurrió el 27 de junio.

Su hermana Angela Eunice Montenegro Sirias y su abuela Norma María Sirias, denunciaron ante el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) que Ricardo estaba en recuperación de sus golpes, cuando fue detenido en su casa el 28 de junio por la Policía.

Según los familiares, la detención de Gutiérrez se da luego de que civiles armados dispararan contra niños que se encontraban jugando en el parque de Batahola Norte.

Los familiares aseguran que Ricardo estaba en su casa aún convaleciente, cuando se supone que ocurrió el supuesto delito del que le acusan.   

Montenegro señaló que han intentado verlo pero no se lo permiten.

Según los familiares, el abogado de oficio les detalló que Gutiérrez tiene golpes recientes en la espalda y en su cara.

El abogado del Cenidh, Braulio Abarca, dijo que presentaron un recurso de amparo, para poder conocer su condición de salud, pero hasta el momento no hay respuesta.