•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Grupos de civiles armados asediaron la ciudad de Masaya la mañana de este martes, reportaron sus habitantes, quienes también señalaron que los parapoliciales andaban con lista de nombres y fotografías, buscando a los jóvenes que han apoyado en las barricadas y participado en las marchas en contra del Gobierno en Masaya.

Los barrios San Carlos y Danilo Aguirre, fueron los afectados. Los habitantes de estos sectores se resguardaron en sus casas, ante los posibles ataques y secuestros que pudieran ocurrir.

 Lea: CIDH presenta al grupo de expertos que investigará las muertes durante la crisis de Nicaragua

“Ya es demasiado, andan por las calles con sus rifles, ellos lo hacen para que el pueblo no continúe en la lucha y se rinda, pero en Masaya seguiremos hasta el final, están quitando barricadas, con armas se enfrentan a un pueblo que está desarmado y que la única defensa es nuestra bandera", dijo Santiago Reyes, habitante de Masaya.

Socorro Valle, pobladora de Masaya, expresó desde temprano los civiles armados estaban en las calles de Masaya, “lo que hacemos es poner a salvo nuestra vida y la de nuestros familiares, porque si andás en la calle te disparan, te matan o te secuestran", declaró.

 De interés: CIDH elige a miembros del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes para Nicaragua 

Según los habitantes del barrio San Carlos, los encapuchados llegaron en búsqueda de los jóvenes que han participado en las barricadas que se encuentran dentro de los barrios o en las marchas en contra del gobierno. Los pobladores denuncian que los jóvenes son capturados sin orden judicial.

“Ellos se andan metiendo en las viviendas con lista en mano, buscando a los muchachos que participan en las marchas o que están en las barricadas, ellos conocen su dirección, su edad y hasta tienen fotografías para dar con ellos, la mayoría son jóvenes y no queremos que sean asesinados o torturados”, comentó Guissel Rosado, pobladora de Masaya.

 Además: Tensión en Estelí por fuerte presencia policial y de parapolicías

Los civiles armados aún permanecen en las calles de Masaya, la mayoría anda el rostro cubierto, los habitantes han optado por cerrar sus casas y permanecer resguardados.