•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Durante su primer día de trabajo, el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), en Nicaragua, solicitó a las autoridades la entrega de “documentación básica e imprescindible”, para el inicio de las investigaciones que harán sobre los hechos de violencia ocurridos durante las protestas antigubernamentales iniciadas en abril pasado.

Así lo dijo Amérigo Incalcaterra, uno de los miembros del GIEI, al dar lectura al primer comunicado del grupo de expertos, quienes se instalaron oficialmente en Managua este martes, aunque iniciaron sus labores el lunes 2 de julio.

El jurista italiano destacó que uno de los compromisos que asumió el gobierno nicaragüense con el GIEI es que tendría acceso a los expedientes del Ministerio Público, a información pública y, además, garantías plenas de contar con instalaciones, infraestructura, recursos y medios necesarios para que los expertos realicen su trabajo.

Junto a Incalterra, ayer, fueron presentados Sofía Macher, Claudia Paz y Paz y Pablo Parenti, todas “personas de alto nivel técnico y reconocida trayectoria en la protección de los derechos humanos”, informó la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el organismo encargado de seleccionar al grupo.

En la presentación de instalación del GIEI, también participaron Paulo Abrão, secretario ejecutivo de la CIDH; Antonia Urrejola, relatora para Nicaragua ante la CIDH; y María Claudia Pulido, secretaria ejecutiva adjunta de la CIDH.

Alcance

Incalterra destacó que apoyar las investigaciones de los hechos de violencia ocurridos en Nicaragua y recomendar acciones a las autoridades, para que se garantice la atención y reparación integral a víctimas y familiares de dicha violencia, son las dos funciones principales del GIEI, que operará en el país durante los próximos seis meses.

“Nuestro compromiso es con las víctimas, frente a quienes nos comprometemos a juicio de la verdad, más allá de quienes sean sus perpetradores; el acceso a la justicia, a la reparación y a la garantía de no repetición”, aseguró el experto.

María Claudia Pulido dijo a El Nuevo Diario que a los cuatro expertos designados por la CIDH se está integrando una Secretaría Permanente que los apoye, la cual contará con, al menos, cinco personas, quienes trabajarán de forma continua en el país.

Período

El GIEI investigará específicamente los hechos violentos ocurridos a partir del 18 de abril hasta el pasado 30 de mayo. Según Incalterra, el período de investigaciones fue acordado entre la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA), la (CIDH) y el Gobierno de Nicaragua.

 

 

Hasta el 30 de mayo, la cifra de muertes rondaba las 105, según organismos locales de derechos humanos, incluyendo a las 18 personas que murieron por ataques a la Marcha de las madres.

Abrão dijo que el Mecanismo de Seguimiento para Nicaragua (Meseni) es el que se encargará de monitorear la situación de derechos humanos en el presente “para seguir denunciando y documentando las violaciones”.

Señalar insuficiencias

Los expertos enfatizaron en que sus funciones no sustituirán las de autoridades judiciales ni estatales. Lo que sí podrán hacer los expertos es “sugerir” que se realicen procesos o se tomen ciertas medidas. “Venimos a señalar en todo caso las insuficiencias que veamos necesarias”, apuntó Parenti, quien destacó que el GIEI analizará “todos los expedientes, uno a uno”.

Claudia Paz y Paz destacó que el GIEI va a “analizar si se están utilizando las figuras jurídicas adecuadas, si se está investigando a todos los responsables, si las pruebas que se están diligenciando son las pruebas pertinentes para el esclarecimiento de los casos”. A partir de allí, realizarán un informe con sus recomendaciones. También crearán una propuesta al Estado enfocada en la reparación a las víctimas.

El GIEI  es clave

Juan Sebastián Chamorro, miembro de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, consideró como “un logro muy importante” que se haya instalado en el país el GIEI, entre otras razones, porque “aquí las instancias públicas no son independientes” y los expedientes judiciales están “llenos de anomalías”.

Chamorro destacó que la instalación del grupo es “una pieza muy importante para lo que viene a futuro, que es llevar a la justicia a los asesinos”, lo que, junto con el tema democrático, es una de las demandas prioritarias en el diálogo nacional por la Alianza Cívica.

Lesther Alemán, universitario que también forma parte de la Alianza, afirmó que los estudiantes esperan que el informe final del GIEI sea “contundente”, e incluso “más fuerte que el de la CIDH, que pueda inculpar directamente con nombres y apellidos” a los responsables de los asesinatos y de la violencia desatada en el país.