•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Paramédicos voluntarios de la Brigada de Intervención Rápida (BIR) denunciaron una campaña de desprestigio en su contra, en la que se sugiere que estos se habrían prestado a reportar falsos heridos durante la Marcha de las Flores, realizada el pasado sábado, en Managua.

Harold Soza, comandante de la BIR, declaró ante la Comisión Permanente de los Derechos Humanos (CPDH) que brindar auxilio a las personas autoconvocadas podría ser el motivo de los mensajes malintencionados.

Soza explicó que medios oficialistas están difundiendo videos en los que se les acusa de haber inventado heridos durante el ataque que sufrieron manifestantes en la Marcha de las Flores.

El jefe de los paramédicos voluntarios afirmó que hasta los señalan de ser financiados por grupos políticos. “Nosotros somos un voluntariado autofinanciado. No recibimos dinero de ninguna institución”, aseguró Soza.

La BIR está conformada por más de 30 voluntarios. Soza aseguró que en el ataque a la Marcha de las Flores atendieron a 13 personas, ocho de ellas con heridas de bala, pero solo tres de gravedad, entre ellos el joven que murió de un disparo en la cabeza.

Marcos Carmona, director de la CPDH, aseguró que la campaña en contra de la BIR es una represalia a los paramédicos por atender a las personas que participan en las protestas en contra del Gobierno.