•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La familia de Vicente Rappaccioli, quien murió de un disparo en la cabeza el 26 de junio, presentó una denuncia por la “muerte violenta” de este nicaragüense que habitaba en Diriamba y también tenía nacionalidad costarricense.

“Estamos siguiendo todos los procesos para dejar la denuncia adecuadamente establecida por el mecanismo que el Gobierno de Nicaragua nos permite, la denuncia en la Policía ya fue hecha”, informó Juan Carlos Rappaccioli, hermano de Vicente.

El caso también fue denunciado ante los organismos defensores de los derechos humanos en Nicaragua y a nivel internacional, porque la familia espera que les apoye el Gobierno de Costa Rica, explicó Juan Carlos Rappaccioli.

Vicente Rappaccioli. Cortesía\END

La Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) informó que “con lo que se tiene de información, se entiende que fue ejecutado, arrodillado, en vista de que la bala entró en la parte superior del cráneo y salió en la parte exterior de la nuca; además, de eso, tiene trazas de haber sido arrastrado y llevado a un lugar donde había cierto material”.

“Una vez que fue ejecutado, fue llevado en su propia camioneta al Instituto de Medicina Legal”, afirmó Danilo Martínez, delegado de la ANPDH en Masaya.

“Se trata de una persona de 60 años, un hombre que se encontraba desarmado y circulaba libremente por la carretera. Como esta ejecución ha habido muchísimas, estamos hablando de 309 asesinatos (entre el 19 de abril y el 2 de julio); pero tenemos una cifra de 158 secuestrados, el temor es que estos desaparecidos se vayan a sumar a la lista de muertos”, agregó Martínez.

Exigen justicia

Juan Carlos Rappaccioli dijo que “el informe de una investigación que tenemos indica que la muerte de Vicente es violenta, homicida. Sufrió un disparo letal en la sien izquierda con salida en la parte inferior del cráneo”.

Explicó que la familia aún no puede señalar con claridad al responsable de la muerte de Vicente. “No tenemos todavía certeza, por con siguiente, no tengo la claridad para poder responsabilizar y eso es lo que pretendemos, llegar a encontrar a él o los causantes de la muerte de Vicente. La trayectoria que siguió mi hermano, porque la hemos estado investigando, es que tuvo que toparse con el tranque de las Cuatro Esquinas (ruta San Marcos-Jinotepe-Diriamba) y en ese tranque los miembros son del Gobierno”, explicó Juan Carlos.

“Vamos a colaborar para identificar adecuadamente a los responsables, pedir justicia y apoyar el proceso”, añadió.

Vivieron exilio

“La familia Rappaccioli es una familia de un solo árbol. Emilio Rappaccioli es primo hermano de mi papá. La familia se ha caracterizado por defender valores democráticos para lograr que en nuestro país vivamos con instituciones sólidas, que nos permitan vivir con democracia”, comentó Juan Carlos.

Relató que apoyaron los esfuerzos para sacar al dictador Somoza de Nicaragua, en 1979. Después se fueron a Costa Rica y su padre, Vicente Rappaccioli, pidió asilo político en ese país, porque se convirtió en perseguido político de gobierno sandinista de los años 80. “Era perseguido por los sandinistas”, enfatizó.

“En el exilio, mi hermano (Vicente) se formó, estudió en Costa Rica y obtuvo su naturalización, tuvimos que estar en Costa Rica exiliados”, comentó.

Los familiares de Vicente Rappaccioli se percataron de su desaparición el día 26 de junio, después que salió en su camioneta en el departamento de Carazo. Su cuerpo apareció muerto en el Instituto de Medicina Legal (IML) y esta institución reveló en una nota de prensa que “el cuerpo del señor Rapaccioli Navas ingresó a la morgue de esta institución a las 11:30 p.m., del 26 de junio 2018, y fue retirado por sus familiares a la 1:35 p.m.” del domingo 1 de julio.

“El equipo de médicos del IML que realizó la autopsia al señor Rapaccioli, quien hasta ese momento estaba como “no identificado”, reconoció al fallecido por una fotografía que la familia había publicado en la red social de Facebook”, indicó la nota del IML.