•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tres menores de edad se encuentran entre las personas que hasta este miércoles  permanecían detenidas por participar en las protestas en Matagalpa y Managua confirmó ayer la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

La CPDH reportó 40 personas apresadas en operativos conjuntos de policías y civiles encapuchados armados. De este total, 18 fueron capturadas en Sébaco, Matagalpa; otros 13 en Tipitapa, Managua; y al resto los capturaron en barrios capitalinos en las últimas semanas, detalló Karla Sequeira, abogada de la CPDH.

La CPDH denunció irregularidades en los procesos de detención, destacando el traslado de 20 detenidos, entre ellos tres menores de edad, originarios de Matagalpa al Sistema Penitenciario Nacional (SPN) Jorge Navarro, conocido como La Modelo, sin haber sido procesados.

“Había 20 personas que fueron trasladadas a La Modelo, asumimos que algunos de ellos van a estar en máxima seguridad, que es la galería 300. De esos tenemos contabilizados a tres niños que fueron trasladados de El Chipote, a pesar de que uno de ellos tiene orden de libertad”, precisó Sequeira.

Familiares de los detenidos aseguraron que el traslado se realizó sin previa notificación.

Entre los trasladados al SPN se cuentan cinco miembros del Movimiento 19 de Abril de Matagalpa que están siendo acusados en Managua por crimen organizado, posesión ilegal de armas y otros delitos, confirmó también la CPDH.

Los presos de Sébaco y Tipitapa fueron llevados la mañana de ayer ante los tribunales de Managua.

Denunciarán ante CIDH

Miembros de la Coalición Universitaria por la Justicia y la Democracia se apostaron junto a las madres y familiares de los detenidos en El Chipote, para exigir el cese de la represión y la liberación inmediata de los “presos políticos”, como califican ellos a los capturados por haber participado en las diferentes formas de protestas en todo el país.

Los jóvenes llegaron al lugar para recopilar la información de los detenidos y presentarla formalmente ante la delegación Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), como denuncias de detenciones ilegales y arbitrarias, que constituyen una violación a los derechos de los protestantes.

“Los organismos de derechos humanos locales les están dando el debido acompañamiento jurídico, de forma de que podamos obtener una respuesta y darle seguimiento a esto”, señaló Edwin Carcache, dirigente del colectivo.

Además agregó que “sabemos que hemos obtenido la carta de liberación de algunos y cuando ya están por salir les levantan otros cargos, ya esto es un tema político y vamos a continuar para que a estas personas se les dé el trato adecuado hasta que los liberen”.