•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) contemplan reanudar el diálogo nacional la próxima semana, informaron este miércoles por separado el cardenal Leopoldo Brenes y el obispo Rolando Álvarez.

“Estamos procurando ponernos de acuerdo ahorita y creo que mañana (jueves) o pasado mañana (viernes) podríamos convocar”, expresó el cardenal Brenes.

La CEN se reunió este jueves con miembros del Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni) y el Grupo Interdisciplinario de Expertos Internacionales (GIEI), que documentan violaciones a los derechos humanos e investigan las muertes durante las protestas antigubernamentales iniciadas en abril.

El prelado lamentó que en el país continúen los actos de violencia, como los ocurridos el martes en el municipio de La Trinidad, Estelí, al norte del país, y que dejó la muerte de, al menos, una persona.

“Para nosotros es bien triste y seguimos pidiendo, tanto a la Policía como al Gobierno, que cesen estos actos que son bien dolorosos”, manifestó Brenes.

Consultado sobre si han recibido una respuesta del presidente Daniel Ortega a la propuesta planteada por la CEN de adelantar las elecciones para marzo del próximo año, el cardenal fue categórico al decir que no.

Por su parte, monseñor Álvarez sostuvo que el diálogo nacional continúa siendo la mejor alternativa para subsanar la crisis sociopolítica que experimenta Nicaragua desde hace más de 70 días, y reiteró que la Iglesia como mediadora y testigo del mismo agotará todos los recursos posibles para obtener una salida pacífica.

Ambos prelados recordaron que en su último mensaje, el papa Francisco hizo un llamado a que la solución al conflicto nicaragüense debe ser pacífica y democrática.

Alianza presiona

Los representantes de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia indicaron que mientras se reanuda el diálogo, esta Alianza mantendrá acciones de presión hasta que el Gobierno muestre “voluntad política” para suspender la represión y contribuir a un ambiente de pacificación con el desarme de los grupos de civiles encapuchados que operan con la policía.

Considera necesario “esperar que los obispos tomen la decisión de llamar al diálogo en el momento apropiado, mientras tanto, como Alianza estamos haciendo esfuerzos nacionales e internacionales para poder poner presión en los diferentes lugares que corresponde, tratando que la voluntad política (del Gobierno) se encuentre, de eso se trata”, declaró José Adán Aguerri, presidente del Cosep e integrante de la Alianza.

“Estamos haciendo movilizaciones aquí (Nicaragua), pero también haciendo gestiones internacionales, esperando que toda esta conjugación de esfuerzos, con la presencia de la OEA y de los organismos internacionales, sirva para encontrar esa respuesta política que tenemos que tener”, agregó.

Juan Sebastián Chamorro, presidente ejecutivo del Funides y miembro de la Alianza, señaló que “las tácticas del Gobierno son dilatorias, pero si hay voluntad política se avanza (con el diálogo)”.

Acompañamiento

En los próximos días se daría el acompañamiento de los organismos internacionales a la Comisión de Verificación y Seguridad del diálogo nacional, la que trabaja en la planificación de la ruta de visitas para verificar las condiciones de paz de quienes protestan en tranques en las carreteras y en barricadas dentro de las ciudades.

“Hay planteamientos para que efectivamente los organismos internacionales hoy hagan ese tipo de trabajo (acompañamiento a la Comisión de Verificación)”, destacó José Adán Aguerri.

Lesther Alemán, representante de los estudiantes universitarios en el diálogo nacional, consideró que la “falta de voluntad del Gobierno para detener la represión” es lo que impide que los obispos reanuden el diálogo.

Juan Sebastián Chamorro señaló que el desarme de los grupos paramilitares “se asocia al tema del trabajo de la Comisión de Verificación y Seguridad; si las condiciones de tranquilad existen para las familias nicaragüenses y vuelve la paz y hay desarme, la razón de los tranques empieza a moverse hacia la flexibilización”.

En este sentido, Lesther Alemán enfatizó que “la Comisión de Verificación debe hacer sus propuestas y luego estas deben ser planteadas en la mesa plenaria del diálogo, donde todo debe ser discutido para que la gente lo sepa y conozca los acuerdos a los que se puedan llegar”.     

La posición de Humerto Ortega

El general en retiro Humberto Ortega, ex jefe del Ejército de Nicaragua y hermano del presidente Daniel Ortega, divulgó una carta este miércoles en la que pide el adelanto de las elecciones, el desarme de los grupos parapoliciales y el desmontaje de los tranques en las carreteras.

Sobre esa carta, José Adán Aguerri opinó que “es importante destacar dos mensajes; por un lado le pide a su hermano, el presidente (Daniel Ortega) que quite las fuerzas parapoliciales y, por la paz, el otro punto es el adelanto de las elecciones”.

Agregó que los tranques solo será posible flexibilizarlos “siempre y cuando se retiren las fuerzas parapoliciales”.

Juan Sebastián Chamorro comentó que la carta de Humberto Ortega “es un documento que hay que valorarlo frase por frase; hubiésemos querido un poquito más de vehemencia en responsabilizar a las fuerzas estatales del ataque a la población, pero de alguna manera está reconociendo que la represión viene de parte del Estado”.

“Como alianza, vamos a solicitar una plática con él (Humberto Ortega) para hablar sobre su postura y ver qué más hay detrás de la carta y ver cómo puede ayudar; es un actor político con experiencia que hay que tomar en serio, valoramos de manera positiva su planteamiento; pero tenemos que analizar a mayor detalle qué quiere decir entre líneas”, dijo Chamorro.

Francisco Aguirre Sacasa, ex canciller de Nicaragua, comentó que “me parece que las ideas más importantes (en la carta de Humberto Ortega) son su llamado a que se tiene que buscar una salida dialogada, palabra que él y yo entendemos es sinónimo de negociación, en donde ningún lado va a lograr todo lo que quiere y ambos lados tendrán que ceder algo”.

Monseñor Rolando Álvarez. Orlando Valenzuela\END

Añadió que valora la reflexión del general en retiro de que si pudimos llegar a un entendimiento después de la larga y cruenta guerra de los 80, deberíamos de poder lograrlo ahora por el bien de Nicaragua.

“Concuerdo que lo fundamental en la agenda política es adelantar las elecciones a 2019, a como lo han propuesto los obispos. Y así como el general (Ortega) ha visto que esto es parte integral de una solución a la crisis, Daniel (Ortega) debería de hacerlo. Añadiría, como corolario de ir a elecciones en el primer trimestre de 2019, que es imprescindible depurar inmediatamente el Consejo Supremo Electoral y contar con una observación nacional e internacional creíble”, manifestó Aguirre Sacasa.

“El otro elemento valiosísimo de la carta de Humberto es su sugerencia de que el Gobierno proceda a desarmar al ejercito irregular que ha creado. Estos paramilitares han causado un enorme daño a nuestra sociedad y son responsables de gran parte de la violencia. De no desarmarlos inmediatamente, se podrían convertir en un elemento permanente de desestabilización en Nicaragua”, afirmó el excanciller.

Comisión de Verificación logra libertad de detenidos

La Comisión de Verificación y Seguridad del diálogo nacional logró este miércoles la liberación de tres ciudadanos que estaban en las celdas de Auxilio Judicial, conocidas como El Chipote.

Los liberados son Manuel Fernández, José Dolores y Edwin Manuel Acevedo, quienes habían sido capturados en un tranque en el municipio de Jinotepe, departamento de Carazo.

Jorge Solís, coordinador de esta comisión, y monseñor Carlos Avilés, delegado por los obispos como mediador y testigo de la misma, dijeron a familiares de los detenidos que no los dejarán solos.

Monseñor Avilés afirmó que “ha incrementado la lista de las personas por las cuales hacemos gestiones, se ha elevado a unas 200 personas en todo el país”.

Paulo Abrão, secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), confirmó que la delegación de este organismos está acompañando a la Comisión de Verificación y Seguridad.

“Vamos a seguir acompañando a la Comisión de Verificación y ver cómo progresan los hechos, estamos atentos. La Comisión va a sacar un comunicado oficial sobre las condiciones que hemos encontrado ahí (en El Chipote)”, dijo Abrão, cuando dos de los detenidos eran dejados en libertad.

El ciudadano Manuel Fernández había sido trasladado a un hospital, porque al momento de su detención fue baleado en las piernas.