•   Siuna, Caribe Norte, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Fuerza Naval del Ejército de Nicaragua rescató ayer un velero estadounidense que estaba a la deriva con tres tripulantes extranjeros, por el mal tiempo que impera en las aguas del Caribe, informaron hoy las autoridades.

El operativo fue ejecutado por el Distrito Naval del Caribe, luego que la capitanía de Puerto Cabezas, Caribe Norte, recibió un llamado de auxilio por el canal marino 16, del velero WINGS, de bandera estadounidense, el cual se encontraba a la deriva a unas 5 millas náuticas al suroeste del muelle de Puerto Cabezas y era arrastrado por fuertes vientos y la corriente hacia la costa.

“Este (velero) había zarpado de la Isla de San Andrés el día domingo, 1 de julio del 2018, y se dirigía con destino a Río Dulce, Guatemala.”, detalló.

“La Fuerza Naval al conocer del llamado de auxilio, ordenó activar el destacamento de Guardia Combativa de la Base Naval Puerto Cabeza y  al Buque Logístico 407, para conformar un equipo de rescate, compuesto por 20 efectivos militares, un Buque Logístico y una lancha rápida, navegar hacia la posición del velero WINGS y realizar misión de salvamento y rescate de la embarcación y sus tripulantes”, explica el comunicado.

En dos días la Fuerza Naval de Nicaragua ha rescatado tres embarcaciones en el Caribe. Cortesía/END

Los militares revelaron que al arribar a las coordenadas geográficas del velero, se procedió a rescatar la embarcación y a sus 3 tripulantes, “una vez asegurados el Buque Logístico 407, fueron trasladados hacia Puerto Cabezas”.

El velero fue puesto bajo resguardo y fue fondeado en el sitio, detallaron las autoridades.

Los tripulantes en el velero son los estadounidenses John Randall Andrews, John Danial Andrews y la guatemalteca Milvia Wingth Palma.

El Mar Caribe de Nicaragua presenta fuertes vientos. Cortesías/END

Entre el 3 y 4 de Julio la Fuerza Naval, a través del Distrito Naval del Caribe ha rescatado tres embarcaciones, dos en peligro de naufragar por los fuertes vientos y oleaje y una que quedó a la deriva por fallas mecánicas, en total han puesto a salvo 17 personas que se movilizaban en las embarcaciones, entre ellos los tres extranjeros que fueros rescatados ayer.

La Fuerza Naval del Ejército de Nicaragua, pidió a los transportistas acuáticos y propietarios de embarcaciones refugiarse en lugares seguros, trasladarse al puerto más cercano e informar a la Fuerza Naval si durante sus actividades se presentan cambios bruscos en las condiciones hidrometeoro lógicas, amenazas o riesgos, pero además llamó a acatar las medidas de seguridad durante la navegación marítima, lacustre y fluvial, como es el uso del chaleco salvavidas, usar lámparas, boyas, anclas y cabos de fondeo.