•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dio a conocer que ha adoptado resoluciones en las que solicita al gobierno de Nicaragua determinadas medidas cautelares para proteger la vida e integridad a 64 ciudadanos, incluyendo sus núcleos familiares.

Según información brindada por la CIDH, entre las personas con medidas cautelares están líderes estudiantiles, defensores de derechos humanos, periodistas, familiares de víctimas, sobrevivientes de hechos de violencia, sacerdotes y personas que han brindado asistencia a personas heridas durante manifestaciones o enfrentamientos.

 Lea: GIEI pide garantías para investigar las muertes

La CIDH emitió un comunicado en el que expresan que a través del Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni), siguen identificando situaciones y adoptando medidas cautelares para proteger a personas que se encuentran en riesgo grave y urgente de daño irreparable, en el marco de la grave crisis de derechos humanos que atraviesa este país.

El pasado 10 de Junio la CIDH adoptó medidas cautelares en favor del sacerdote José Alberto Idiáquez Guevara, rector de la Universidad Centroamericana de Nicaragua (UCA), quien se encontraría en una situación de riesgo como consecuencia de su labor como rector y su participación activa en la Mesa de Diálogo Nacional.

La Comisión expresa que el padre Idiáquez se encontraría en situación de riesgo, pues “el beneficiario estaría jugando un rol importante en la protección y asistencia de los manifestantes, particularmente estudiantes”.

 De interés: Expertos que investigan muertes en crisis de Nicaragua se reúnen con organismos de derechos humanos y familiares de las víctimas

En la lista de quienes recibieron medidas cautelares de parte de la CIDH también se encuentra la periodista Migueliuth Sandova Cruz, viuda del periodista asesinado de un balazo en la cabeza, Ángel Eduardo Gahona, y sus familiares.

De acuerdo con la información aportada por la CIDH, los beneficiarios serían objeto de diversos amedrentamientos, entre los cuales se informó sobre la presencia de  20 motorizados que habrían disparado al aire en su vivienda con el objetivo de que se “queden callados”.

El pasado 2 de julio la CIDH solicitó medidas cautelares para integrantes de Radio Darío, de León, quienes habrían sido objeto de diversas amenazas y hostigamientos, presuntamente con el objetivo de intimidar y silenciar las denuncias y la información que es transmitida a través de tal medio de comunicación.

 Además: Con lista y fotografías, encapuchados buscan a jóvenes que apoyan barricadas de Masaya

Por último, la CIDH adoptó medidas cautelares para proteger los derechos de Marco Antonio Carmona y otros miembros de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), quienes habrían recibido amenazas directamente en su contra de parte de personas ligadas al gobierno, presuntamente por sus labores de defensa, documentación o acompañamiento de las manifestaciones en diversas ciudades de Nicaragua.

La crisis en Nicaragua, que comenzó el pasado 18 de abril, deja a más de 300 personas muertas de forma violenta.