•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Estados Unidos anunció hoy que aplicó la Ley Magnitsky al jefe policial Francisco Díaz, al tesorero del FSLN, Francisco López, y al secretario general de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno, lo que incluye congelar todos sus activos y bienes dentro de la jurisdicción estadounidense.

La Ley Magnitsky se aplica a personas vinculadas con violaciones a los derechos humanos y con actos de corrupción.

"Hoy, el gobierno de Estados Unidos sancionó a tres personas de Nicaragua que han estado involucradas en graves abusos contra los derechos humanos o que se han involucrado en actos de corrupción. Como resultado de las acciones de hoy, quedan bloqueados todos los bienes o toda participación en bienes de aquellos designados, dentro de la jurisdicción de los EEUU", dice un comunicado del Departamento de Estados.

La medida, que en diciembre ya se aplicó a Roberto Rivas, ahora expresidente del Consejo Supremo Electoral de Nicaragua, tiene alcances profundos en materia económica, migratoria y de derechos humanos.

"A los estadounidenses se les prohíbe, en general, realizar transacciones con personas bloqueadas, incluidas entidades que pertenecen o que están controladas por personas designadas", indicó el Departamento de Estado de Estados Unidos al referirse a Francisco Díaz, Francisco López y Fidel Moreno.

Fidel Moreno es señalado de dirigir a la Juventud Sandinista en contra de los protestantes en Nicaragua. Archivo/END¿Por qué sancionan?

Estados Unidos explicó que sancionó a Díaz, López y Moreno por participar en la organización y ejecución de actos de represión en contra de los pobladores de Nicaragua, a través de la Policía Nacional y parapolicías, y por estar envueltos en actos de corrupción.

El comunicado indica que a Francisco Javier Díaz Madriz se le señala de dirigir a la Policía Nacional de Nicaragua para cometer "graves abusos de los derechos humanos contra el pueblo de Nicaragua".

Mientras, Fidel Antonio Moreno Briones "ha dirigido actos de violencia cometidos por la Juventud Sandinista y grupos armados progubernamentales que han sido implicados en numerosos abusos contra los derechos humanos relacionados con las protestas en curso contra el gobierno nicaragüense".

Francisco López, al frente de Albanisa y tesorero del FSLN, es acusado de corrupción. Archivo/END

Y a José Francisco López Centeno, vicepresidente de Albanisa, presidente de Petronic y tesorero del partido gobernante FSLN, "ha sido acusado de utilizar su posición en beneficio propio y el de su familia, al usar compañías de su propiedad para ganar contratos con el gobierno".

En su comunicado, Estados Unidos afirma que la aplicación de la Ley Magnitsky demuestra que "expondrán y harán rendir cuentas a los responsables de la campaña continua de violencia e intimidación del gobierno nicaragüense contra su pueblo".

Estas sanciones anunciadas hoy se da en el contexto de la crisis en Nicaragua, que comenzó el 18 de abril y que ha cobrado la vida de más de 300 personas.

Organismos locales e internacionales de derechos humanos han denunciado al Estado de Nicaragua de reprimir las protestas con policías y parapolicías.

Entre las marchas que han sufrido ataques letales está la del 30 de mayo, cuando se celebra el Día de las Madres en Nicaragua, y murieron entre 16 y 20 personas (la mayoría en Managua) debido a ataques armados.

El pasado sábado, además, durante la marcha de las flores en Managua, en honor a los niños asesinados durante la crisis en Nicaragua, hubo otro ataque armado, que costó la vida a una persona, y una decena sufrió heridas de bala.

Para este sábado está convocada una nueva marcha, en Managua, y los organizadores hanpedido a los habitantes sumarse, perder el miedo y demandar el cese a la represión, así como el adelanto de elecciones en Nicaragua.

Estados Unidos sostuvo hoy que las acciones de represión en contra los manifestantes "deben terminar" en Nicaragua.

También reiteraron su respaldo a la Conferencia Episcopal de Nicaragua en el diálogo nacional.

Los nicaragüenses programaron una marcha para este sábado. Archivo/END

Asimismo, el gobierno de Donald Trump indicó que apoya la petición de "elecciones anticipadas, libres, justas y transparentes".

Al final del comunicado, Estados Unidos señaló que "continuaremos monitoreando de cerca la situación y tomaremos medidas adicionales cuando los acontecimientos lo justifiquen".