•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Comisión de Verificación y Seguridad del diálogo nacional tiene una lista de más de 216 personas detenidas por la Policía, indicó este jueves Jorge Solís, coordinador de dicha comisión, en un breve informe relatado al obispo de Matagalpa, monseñor Rolando Álvarez.

Desde hace una semana, cuando la comisión comenzó a realizar gestiones, ha logrado la liberación de 13 personas que estaban detenidas en las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial, conocida como El Chipote.

No obstante, hasta ayer por la mañana, “todavía tenemos en nuestra lista a más de 216 personas (detenidas) y seguimos peleando por ellas. Hemos manifestado que la Iglesia está con ellos y los está apoyando”, aseguró Solís, quien explicó que la Comisión de Verificación cuenta con el acompañamiento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“Esta información (de los detenidos) fue trasladada a la Cancillería (de la República). Como es nuestro mandato, esta documentación la tiene la Cancillería, hemos estado insistiendo por todos ellos”, señaló Solís.

Agregó que han encontrado que hay algunos detenidos a los que ya se les ha abierto proceso y que aunque sea otro mecanismo, un poco más complejo, van a seguir insistiendo en su liberación.

“Porque nosotros y la CIDH queremos tener también conocimiento de cuál es el proceso para entablar esas acusaciones y si estas acusaciones están correctas. Tenemos que verificar toda esa información”, añadió.

Monseñor Álvarez, en la conversación sostenida ayer con Solís, preguntó por el grupo de jóvenes detenidos en Matagalpa hace unos días.

“A los 23 chavalos de Matagalpa les abrieron proceso judicial, insistimos en su liberación. Para iniciar un proceso (judicial), el tiempo se les había vencido y debían ser entregados, pero fuimos notificados de que fue iniciado un proceso, y la CIDH quiere tener confirmación de cómo se estableció ese proceso y si se cumplieron las leyes y los procedimientos”, dijo Solís.

La Comisión de Verificación y Seguridad fue convocada a trabajar el próximo lunes, día en que sus miembros podrían discutir y dictaminar el reglamento y las funciones que debe cumplir este órgano, conformado por representantes del Gobierno y de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.

Existe un borrador del reglamento y las funciones que debe cumplir esta comisión, explicó Solís en su resumen presentado a monseñor Rolando Álvarez. El reglamento y las funciones aún deben ser aprobados.

La comisión es integrada por seis miembros de la Alianza Cívica y seis representantes del Gobierno. Desde el pasado 25 de junio se hizo la propuesta de que este equipo cumpliera las siguientes funciones como verificar el cumplimiento de las recomendaciones emitidas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la desarticulación de los grupos paramilitares, tratar el tema de los tranques y el tema de los toma-tierras. 

“Se presentó el borrador y se pidió estudiar el documento para formalizar y formular observaciones y propuestas  para que, posteriormente, se discutiera en la comisión y se aprobara un reglamento de funcionamiento de la comisión, el mismo está pendiente por falta de consenso”, sostuvo Solís.

Agregó que se prevé que en la  próxima sesión se discuta el borrador de funcionamiento. La Alianza Cívica y el Gobierno plantearon sus inquietudes a los miembros de la CIDH en el país, dijo Solís, destacando que hubo un consenso, ya que todos coincidieron en que lo más importante es la defensa de la vida, por lo que la comisión se ha concentrado, por el momento, en gestionar la libertad de los ciudadanos detenidos por el hecho de protestar y mediar por la integridad física de los policías retenidos por manifestantes. 

Reitera acompañamiento

Paulo Abrão, secretario ejecutivo de la CIDH, quien se encuentra en Nicaragua como parte de la delegación de este organismo reiteró que cumplen con un acompañamiento para la Comisión de Verificación y que también documentan las denuncias presentadas por el Gobierno.

La CIDH cumple en “acompañar a la Comisión (de Verificación) y su agenda. Hemos mantenido un contacto permanente con las autoridades estatales planteando nuestros temas de preocupación y de muchos de ellos estamos aguardando respuesta. Con cada tema creo que se ha avanzado”, dijo Abrão a los periodistas.

“La comisión ha visitado El Chipote dos veces. Desde el inicio, desde  nuestra primera visita, la comisión sigue abierta a recibir cualquier tipo de denuncia. Prácticamente todos los días el propio Gobierno envía a la CIDH notas diplomáticas con información de situaciones de violencia contra las personas favorables al Gobierno, así que todas las informaciones están siendo debidamente registradas”, aseguró Abrão.