•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Cámara de Representantes o Cámara Baja del Congreso de Estados Unidos convocó este viernes a una audiencia en el Comité de Relaciones Exteriores, para discutir el próximo jueves los esfuerzos que ha hecho la administración estadounidense para promover sus intereses en el hemisferio occidental, incluyendo aquellos relacionados con Venezuela y Nicaragua.

 Exigen castigo por matanza en León

“América Latina y el Caribe son el hogar de algunos de nuestros socios comerciales de más rápido crecimiento, pero muchas partes de la región siguen luchando contra la violencia, la corrupción y las organizaciones criminales. Deben abordarse las crisis en curso en Venezuela y Nicaragua, y la crisis migratoria en Centroamérica”, justificó el presidente del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes, Ed Royce, al convocar a la audiencia.

Proponen resolución

En ese mismo Comité, un grupo de nueve congresistas estadounidenses introdujo esta semana una resolución bipartita que condena la violencia ocurrida en Nicaragua e insta a las autoridades de ese país a identificar funcionarios nicaragüenses que califican para ser sancionados bajo la Ley Global Magnitsky.

La resolución que se introdujo bajo el nombre de H.Res.981, fue remitida el pasado 3 de julio al Comité de Relaciones Exteriores, en donde sería discutida y votada.

 Cardenal Brenes aclara que sacerdote de Diriamba no estuvo detenido

Además de Díaz-Balart, respaldaron la resolución los republicanos Ileana Ros-Lehtinen, Carlos Curbelo, Paul Cook, Jenniffer González-Colón y los demócratas Eliot Engel, Albio Sires, Ted Deutch y Norma Torres.

El demócrata Albio Sires en un comunicado, señaló que la resolución que impulsa “reafirma que el Congreso escucha las voces del pueblo nicaragüense y se solidariza con ellos mientras continúan luchando por sus derechos humanos”. 

Condena a la violencia

El texto de la resolución especifica en sus tres primeros puntos que la Cámara de Representantes “condena la violencia, persecución, intimidación y asesinatos de manifestantes pacíficos por el Gobierno de Nicaragua”, y además demuestra su apoyo “al pueblo de Nicaragua en su búsqueda de democracia, incluyendo su llamado a elecciones libres y justas observadas por entidades nacionales e internacionales creíbles”.

 Alianza Cívica llama a paro nacional y pospone marcha “Juntos somos un Volcán”

Asimismo, urge a la comunidad internacional a mostrar su solidaridad con el pueblo de Nicaragua.

En un cuarto punto, los congresistas hacen un llamado “a los Estados Unidos a continuar condenando las atrocidades en Nicaragua, demandando la liberación de individuos ilegalmente detenidos, e identificar a aquellos individuos cuya participación en la violencia les califica para la imposición de sanciones bajo la Ley Global Magnitsky de Responsabilidad de Derechos Humanos”.