•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Alianza Cívica convocó a un nuevo paro nacional de 24 horas el próximo viernes 13 de julio para exigir al presidente Daniel Ortega una respuesta, sobre la propuesta de adelanto de las elecciones generales para marzo del 2019, como una salida a la crisis sociopolítica que ha dejado más de 300 fallecidos.

Además del paro nacional, fue anunciada la reprogramación de la marcha Juntos Somos un Volcán para el día jueves 12 de julio, más un recorrido en caravana por la ciudad capital para exigir el cese de la represión.

 Exigen castigo por matanza en León

José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), explicó que decidieron convocar a un segundo paro para mostrar la unidad de todos los sectores en la lucha cívica para lograr la democratización de Nicaragua.

El paro se hace porque “primero la unidad nacional, tenemos que entender que aquí hay un esfuerzo que tiene que ser desde el punto de vista impulsado por el abrazar a todas las organizaciones que estamos en este esfuerzo”, explicó Aguerri.

Una segunda razón para el paro es “la demanda nacional de que cese la represión, en solidaridad con esa demanda, planteando la necesidad de que el Gobierno no siga mandando fuerzas policiales o parapoliciales a reprimir, como sucedió una vez más ayer (el jueves) donde murieron más personas en León, lo cual es lamentable”, agregó Aguerri.

 EE.UU. analizará la crisis de Nicaragua

“También tiene que ver con la situación de demandar una respuesta del Gobierno, a la democratización que se ha planteado”, añadió.

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia convocaron a paro nacional, marcha y caravana, para presionar por una salida a la crisis sociopolítica. Óscar Sánchez/END

El 14 de junio pasado se realizó un primer paro nacional que fue calificado como “exitoso” por la Alianza.

Francisco Martínez, representante de los estudiantes universitarios en la Alianza Cívica, explicó que la marcha denominada Juntos Somos un Volcán, que estaba prevista este sábado, se reprogramó para el próximo jueves.

La marcha se ha convocado para las 10:00 a.m. y “saldrá de la rotonda Cristo Rey hacia los semáforos de Autolote El Chele, luego hacia el monumento Alexis Argüello, finalizando en la rotonda Jean Paul Genie”, indicó Martínez.

 Presión estadounidense busca respuesta del Gobierno

Después del paro nacional de 24 horas, la Alianza seguirá manifestándose el día sábado 14 de julio con una caravana  “cuya ruta daremos a conocer en los próximos días”, dijo Martínez.

Lesther Alemán, representante de los estudiantes en la Alianza y en el Diálogo Nacional, indicó que decidieron reprogramar la marcha por motivos de seguridad, por información de que el partido de gobierno tiene previsto realizar movilizaciones este sábado en distintos puntos de Managua.

“Más que por nuestra seguridad, hemos pensado en la seguridad de los cientos de nicaragüenses que nos acompañan, pero hemos recuperado las calles después de once años. Por seguridad de ellos, y para que el Gobierno no lo vea como provocación, se decidió posponer la marcha de mañana (sábado)”, señaló Alemán.

No obstante, Alemán señaló que se habían programado marchas en otros departamentos como Granada, León y Rivas y quedará a criterio de sus organizadores si las suspenden o reprograman.

Bajo protesta

Lesther Alemán indicó que el próximo lunes se integrarán a trabajar en la Comisión de Verificación y Seguridad y a la mesa electoral del diálogo nacional, pero bajo “protesta” porque la represión del Gobierno continúa.

“La demanda no cambiará: que Ortega se vaya y se adelanten las elecciones”, añadió respecto a lo que han planteado en la mesa electoral.

 Estados Unidos ordena a parte de sus funcionarios salir de Nicaragua por la crisis

Carlos Tunnerman, representante de la sociedad civil en el diálogo y miembro de la mesa electoral, indicó que la delegación del Gobierno retomará la participación en las mesas del diálogo luego de recibir un duro golpe por las sanciones a funcionarios del círculo de Ortega”.

“Hay que hacer notar que cuando se anuncia a los sancionados recientemente con la Ley Global Magnitsky, solo aparecen tres nombres de Nicaragua; fue exclusivo para tres autoridades de Nicaragua”, comentó Tunnerman.

“Es como una especie de reacción fuerte del Gobierno de los Estados Unidos, a través del Departamento de Estado, en vista de que el Gobierno no ha cesado la represión ni desarmado a los paramilitares”, añadió.

“Nicaragua es el país de Latinoamérica con más sancionados en esta lista”, subrayó Tunnerman.