•   Masaya, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La población de Masaya realizó hoy una nueva manifestación contra el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, a quien exigen su renuncia por actos de represión que han resultado en la muerte de al menos 310 personas.              

Cientos de pobladores se reunieron hoy desde la Placita de Monimbó, para mostrar su rechazo al Gobierno.

Masaya se atrinchera para apropiarse del símbolo sandinista del repliegue

“Que no se realizara el repliegue es una victoria para toda Masaya, aquí no queremos ver ninguna bandera negro y rojo, la única que nos representa es la azul y blanco, estamos dispuestos a morir por nuestra patria si fuera necesario, pero aquí Daniel Ortega y su gente, no volverán a entrar”, dicen los jóvenes atrincherados en las barricadas de Monimbó.

Los manifestantes, en su mayoría pobladores de Monimbó, dedicaron a las autoridades gubernamentales consignas como "¡De que se van, se van!", o "¡El pueblo unido jamás será vencido!", y gritaron los nombres de cada vecino fallecido a manos de las "fuerzas combinadas" del Gobierno.           

Más: Policía de Nicaragua sitia comunidad indígena de Sutiaba en León   

"Tenemos que estar unidos más que nunca, aunque nos maten, aunque nos quemen nuestras casas, hoy más que nunca el pueblo grita justicia", dijo el líder de los manifestantes "autoconvocados" de Masaya, Yubrank Suazo, a periodistas.                 

El ambiente en Monimbó es especialmente tenso, debido a que su población impidió esta semana que el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) celebrara el aniversario número 39 del "repliegue", una de las fiestas más importantes del sandinismo, que cada año presidía Ortega en el barrio indígena, sin interrupción.

También: Con operación limpieza y llamados a marchas, así está Nicaragua este sábado

"El pueblo decretó que Ortega no entraba a Masaya y se cumplió", afirmó Suazo.

 En fotos: Masaya se manifiesta nuevamente contra el Gobierno

Mientras la marcha se desarrollaba, vecinos de Masaya reportaron el despliegue de grupos policiales y parapoliciales alrededor de la ciudad.

"Dicen que dan paz, pero lo que nos dan son balas", se quejó el líder de los "autoconvocados" de Masaya.

Más: Presión estadounidense busca respuesta del Gobierno

Los organizadores de la marcha no registraron incidentes durante la misma.

Después de Managua, que cuenta al menos 153 víctimas mortales a causa de la crisis, Masaya es la más afectada, con 35 decesos.

Nicaragua lleva más de dos meses envuelta en la crisis sociopolítica.