•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) confirmó la detención de dos ciudadanos costarricenses en las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), conocida como El Chipote.

La acción en contra de Eduardo Mora Arana, de 34 años, y su padre Eduardo Mora Báez, de 64 años, fue revelada el viernes por  el embajador de Costa Rica en Nicaragua, Eduardo Trejos, en declaraciones al diario La Nación de ese país.

 Limpian tranques con violencia

“Según lo que tenemos reportado, son nicaragüenses con nacionalidad costarricense. Estamos en el proceso de pedirle al Ministerio de Gobernación de Nicaragua que permita el acceso a El Chipote y que nos confirme la detención de este ciudadano que tiene las dos nacionalidades”, declaró el embajador Trejos al medio costarricense.

Desde las afueras de El Chipote, Yonarqui Martínez, asesora legal de la CPDH, informó este sábado que Eduardo Mora Arana fue capturado porque aparecía en una lista de personas requerida por las autoridades.

A su padre, Eduardo Mora Báez, lo apresó la Policía cuando se presentó a una estación a reclamar por su hijo.

 Defensores de derechos humanos denuncian ataques

“El padre se va, la Policía lo detiene, le allanan la vivienda y lo trasladan al Distrito Tres y luego a El Chipote. Los dos se encuentran aquí en El Chipote”, explicó la defensora de derechos humanos.

Martínez refirió que los familiares de los ciudadanos que poseen nacionalidad costarricense se trasladaron al consulado, pero hasta la tarde de ayer las autoridades de ese país en Managua no habían emitido un pronunciamiento oficial.

“En el caso de Eduardo (Mora Arana) su detención es ilegal porque ya han pasado las 48 horas, mientras que Eduardo (Mora Báez) habría que esperar 24 horas más”, agregó  Martínez.

Juan y Mora Arana fueron arrestados con sus amigos William Reyes Herrera y Giovanni José Méndez Hurtado.

 Atacan marcha en Rivas

Los familiares de Méndez Hurtado denunciaron que este fue llevado hasta su vivienda, donde realizaron un allanamiento sin contar con una orden.

“Los vecinos me han llamado que están allanando el apartamento donde vive mi sobrino, donde rompieron la cerradura, sin orden de allanamiento ni acusación en su contra. Están violentando sus derechos y el debido proceso porque no hay orden de juez”, denunció Lenin Izaguirre.

Otros cinco tras las rejas

Afuera de El Chipote, familiares de personas desaparecidas o que han sido capturadas en diferentes circunstancias, permanecían este sábado a esperas de que fueran liberadas.
Carla Sequeira, directora de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, dijo que en las últimas horas al menos cinco personas han ingresado a las celdas de El Chipote, lo que totalizaría 35 detenciones ilegales documentadas por la CPDH.

“Hemos recibido denuncia de cuatro personas desaparecidas y que no se han localizado. Estamos acá haciendo lo humanamente posible para brindar asesoría”, dijo Sequeira.
También mencionó la detención ilegal de Dulce Sánchez y David Pavón, originarios de San Rafael del Sur, apresados el jueves. “Esperamos que con los recursos de exhibición personal puedan salir”, indicó Sequeira.