•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La marcha realizada por autoconvocados de la ciudad de Rivas fue dispersada a morterazos por un grupo de paramilitares y simpatizantes del partido de Gobierno que se encontraban en la rotonda de esta ciudad.

Según los  autoconvocados, ellos tenían programada una marcha pacífica para continuar demandando justicia y la democratización del país. El enfrentamiento duró unos ocho minutos.

 Ortega desestima adelantar elecciones

En medio del ataque a morterazos y disparos de armas de fuego, los autoconvocados se dispersaron y corrieron a refugiarse en algunos puntos de la ciudad, entre estos la parroquia San Pedro, la cual fue asediada por efectivos policiales y civiles armados.

Pobladores de Monimbó (Masaya), Rivas y Estelí marcharon este sábado para exigir la renuncia del presidente Daniel Ortega, justicia por los muertos durante las protestas y el cese de la represión de parte de grupos parapoliciales y policiales.

Cientos de pobladores se reunieron en las calles del barrio indígena de Monimbó, en Masaya, para mostrar su rechazo al Gobierno. 

 Matan con 18 balazos a protestante en León

“Tenemos que estar unidos más que nunca, aunque nos maten, aunque nos quemen nuestras casas; hoy más que nunca el pueblo grita justicia”, dijo el líder de los manifestantes de Masaya, Yubrank Suazo.

Parapoliciales asediaron a los manifestantes de Masaya.

Los manifestantes, en su mayoría pobladores de Monimbó, dedicaron a las autoridades gubernamentales consignas como “¡Asesinos!”, “¡De que se van, se van!”, o “¡El pueblo unido jamás será vencido!”, y gritaron los nombres de cada vecino fallecido a manos de las “fuerzas combinadas” del Gobierno.

El ambiente en Monimbó es especialmente tenso, debido a que su población impidió esta semana que el oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) celebrara el aniversario número 39 del “Repliegue”, una de las fiestas más importantes del sandinismo, que cada año presidía Ortega en el barrio indígena, sin interrupción.

 EE.UU. analizará la crisis de Nicaragua

“El pueblo decretó que Ortega no entraba a Masaya y se cumplió”, afirmó Suazo.

Pobladores de Monimbó marcharon ayer para exigir justicia y democratización del país.

Mientras la marcha se desarrollaba, vecinos de Masaya reportaron el despliegue de grupos policiales y parapoliciales alrededor de la ciudad.

“Dicen que dan paz, pero lo que nos dan son balas”, se quejó el líder de los manifestantes de Masaya. Los organizadores de la marcha no registraron incidentes durante la misma.

En la Isla de Ometepe también se registró una concurrida marcha azul y blanco contra el Gobierno.

En Estelí, los autoconvocados marcharon por las principales calles de la ciudad en demanda de justicia y que se detengan las muertes de universitarios y pobladores. De igual forma exigieron la democratización del país.