•   Siuna, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Fuerza Naval del Ejército de Nicaragua rescató un remolcador propiedad de la Empresa Portuaria Nicaragüense (EPN), con 4 tripulantes, luego que presentara fallas mecánicas, informaron las autoridades.

El operativo de búsqueda, salvamento y rescate de la embarcación y sus tripulantes se realizó ayer por el Distrito Naval del Caribe, luego que Antonio González Rivas, capitán del remolcador “Jimmy Boppel”;  reportara a la 4:50 pm a la base naval de Puerto Cabezas que tenía problemas mecánicos en su máquina principal y se encontraba a 27 millas náuticas al sur de Puerto Cabezas, Caribe Norte.

El remolcador “Jimmy Boppel" había zarpado de Puerto Cabezas con destino a Puerto El Bluff a la 1:00 pm del mismo sábado.

“El mando de la Fuerza Naval, al conocer de la información, ordenó inmediatamente al Buque Logístico 407 navegar hacia las coordenadas del remolcador 'Jimmy Boppel' y realizar misión. A la 9:40 pm, el equipo de rescate de la Fuerza Naval logró salvar a los 4 tripulantes y a la embarcación, trasladándolos hacia Puerto Cabezas”, detalla el comunicado.

La madrugada de hoy (4:12Am) arribó a Puerto Cabezas el equipo de rescate de la Fuerza Naval, procediendo a liberar las amarras al remolcador, fondeándolo frente al muelle municipal.

El barco rescatado por la Fuerza Naval. Cortesía/END

Los tripulantes han sido identificados como Antonio Gonzáles Rivas, de 50 años; Víctor Martínez Rocha, de 57 años; Félix Octavio Obando, de 61 años; y Abelino Arauz Espinoza de 43 años.

En lo que va de Julio el Distrito Naval del Caribe ha rescatado 4 embarcaciones, dos en peligro de naufragar por los fuertes vientos y oleaje y dos que han quedado a la deriva por fallas mecánicas.

En total han puesto a salvo 21 personas que se movilizaban en las embarcaciones, entre ellos tres extranjeros (dos estadounidense y una guatemalteca).

La Fuerza Naval del Ejército de Nicaragua llamó a los transportistas acuáticos y propietarios de embarcaciones, que si durante sus actividades se presentan cambios bruscos en las condiciones hidrometeorológicas, amenazas o riesgos, deben refugiarse en lugares seguros, trasladarse al puerto más cercano e informar a la Fuerza Naval.

También pidió acatar las medidas de seguridad durante la navegación marítima, lacustre y fluvial, como es el uso del chaleco salvavidas, usar lamparas, boyas, anclas y cabos de fondeo.