•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Estudiantes atrincherados en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua) denunciaron hoy que están siendo amenazados para desalojar el recinto universitario Rubén Darío, el cual se han tenido tomado desde el 7 de mayo en señal de protesta.

Los estudiantes responsabilizaron a las autoridades universitarias, sobre todo a la rectora Ramona Rodríguez, y al vicerrector Jaime López Lowery, de ser "los responsables directos o indirectos de cualquier masacre hacia los estudiantes".

Las alarmas ante un posible ataque de desalojo se incrementaron cuando en el sitio oficial de la UNAN Managua se publicó un comunicado en donde se establece que el reinicio de clases es el próximo lunes 16 de julio.

De interés:

"Desde que ellos ponen una fecha tope de reinicio de clades, creemos que es un conteo regresivo (para desalojarnos)", dijo el universitario conocido como "Meme".

Asimismo, hicieron un llamado al resto de la comunidad universitaria: docentes, personal administrativo y estudiantes "al desacato de la reincoporación académica"; hasta que se desarticule el actual gobierno y se negocien las demandas de los estudiantes, que incluyen el cambio de las autoridades univeraitarias y de los dirigentes de la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua (UNEN).