•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El diario oficial del Vaticano, L’Osservatore Romano, destacó este martes en su portada la agresión a obispos nicaragüenses y al representante del Papa en Nicaragua.

“Un grupo de partidarios del presidente Daniel Ortega y grupos paramilitares atacaron al cardenal Leopoldo Brenes, arzobispo de Managua, su auxiliar Silvio José Baez, y el nuncio apostólico Stanilaw Waldemar Sommertag, en la iglesia San Sebastián de Diriamba”, señala el diario.

 Obispos seguirán mediando

L’Osservatore Romano también destacó el ataque contra la iglesia de Santiago, en Jinotepe, en donde simpatizantes del gobierno nicaragüense y encapuchados saquearon y quemaron varios objetos.

“Empujados y rodeados, los obispos sin embargo lograron ingresar en la iglesia, pero después de unos minutos la agresión ocurrió, perpetrada por un grupo de hombres con caras cubiertas, incluidos tres armados. El obispo auxiliar de Managua dijo que fue herido con una arma y recibió un golpe en el estómago”, destaca el diario del Vaticano.

El sitio web Vatican News, de la Santa Sede, también hizo eco de la noticia de la agresión a los obispos y al nuncio apostólico en Nicaragua, informando que “los prelados se dirigieron este 9 de julio para realizar una visita pastoral en compañía de otros sacerdotes y de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos, para manifestar su cercanía a los sacerdotes y fieles de Diriamba y Jinotepe, localidades del departamento de Carazo azotadas por la violencia, donde este domingo se registró la muerte de, al menos, 14 personas”.

 Francisco López sale de Petronic y Eniminas

La cadena de noticias alemana Deutsche Welle, al divulgar la noticia sobre la agresión al nuncio Waldemar y los obispos de Nicaragua, señaló que el Ministerio de Exteriores alemán pidió “aclarar rápidamente y de forma extensa” las circunstancias de la muerte de las más de 300 víctimas y que se castigue a los responsables”.

El Gobierno de la República Federal de Alemania emitió un comunicado condenando el ataque a los representantes de la Iglesia Católica en Nicaragua, “que actúan como mediadores en el marco del diálogo nacional e interceden para poner fin a la violencia”.

La noticia de la agresión a los obispos nicaragüenses también fue destacada por diferentes medios de comunicación latinoamericanos.

Visitan al nuncio

Los embajadores de la Unión Europea (UE) en Nicaragua expresaron este martes su apoyo al nuncio apostólico Stanislaw Waldemar Sommertag, quien fue agredido física y verbalmente el lunes por civiles armados y partidarios del gobierno nicaragüense en la ciudad de Diriamba.

Los diplomáticos se reunieron con Waldemar, el cardenal Leopoldo Brenes y el obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez, “para mostrar su preocupación por las agresiones sufridas”.

 Crece la tensión en Nicaragua en medio de la crisis sociopolítica

La comitiva europea estuvo compuesta por los embajadores Rafael Garranzo García, de España; Philippe Létrilliart, de Francia; Ute König, de Alemania; Sergio Martes, de Italia; la encargada de Negocios de la UE, Maider Makua, y el encargado de negocios de la embajada de Luxemburgo, André Bieber.

Waldemar, un religioso y diplomático de carrera de origen polaco que representa al Vaticano en Nicaragua desde junio pasado, fue agredido igual que el cardenal Brenes, el obispo Báez y varios sacerdotes en el interior de la basílica de Diriamba, cuando intentaban rescatar a un grupo de paramédicos y franciscanos sitiados por grupos violentos afines al Gobierno.

Desde el mismo lunes, Francisco Palmieri, vicesecretario adjunto para Asuntos de Centroamérica y el Caribe de Estados Unidos, declaró estar indignado al conocer la violencia contra el cardenal, el nuncio, los obispos y medios independientes en Diriamba, lo que calificó de “inaceptable”.

SIP condena ataques sistemáticos a periodistas

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) reiteró su condena a las agresiones contra periodistas en Nicaragua, que se enmarcan en la grave crisis política y de violencia que afecta al país desde abril pasado y que ha dejado más de 300 personas muertas.

Periodistas y obispos de la Iglesia Católica fueron agredidos por parapoliciales y partidarios del Gobierno en Diriamba, adonde los religiosos llegaron para mediar por la liberación de 12 personas que quedaron atrapadas en la Basílica de San Sebastián de esa ciudad.

 Ninguna pista de más de cien desaparecidos

El presidente de la SIP, Gustavo Mohme, expresó su más enérgica condena “ante la violencia y la represión contra la libertad de prensa en Nicaragua que ha escalado peligrosos niveles de gravedad para toda la población, restringe la labor de la prensa y pone en riesgo la seguridad física de los periodistas”.

Durante la cobertura en Diriamba fueron agredidos Jairo Castillo, de Canal 10, y Jackson Orozco, de 100% Noticias, quien resultó con una fractura en la nariz. También fueron amenazados, golpeados y robados los documentos personales, celulares y equipos de trabajo del periodista Uriel Velásquez y el fotorreportero Óscar Sánchez de El Nuevo Diario, y de Daleana Ocaña de Canal 12.

Fueron destruidas, además, las cámaras de video de Federico Lanuza, de Canal 12; Kenneth Rodríguez, de 100% Noticias; Richard Centeno, de Canal 12, Róger Sánchez, de Canal 23 y del Canal Católico; así como el equipo del fotoperiodista Jader Flores de La Prensa.

Ricardo Salgado, camarógrafo de Confidencial y Marvin Recinos, fotoperiodista de AFP, fueron agredidos para arrebatarles sus cámaras, y Radio Corporación también denunció agresiones contra sus periodistas durante la cobertura en la basílica.