•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |

El sacerdote mejicano Alejandro Solalinde, reconocido defensor de los derechos humanos y de los migrantes,  envió un mensaje de solidaridad a los nicaragüenses ante la espiral de violencia que sufre el país a causa de la represión contra quienes demandan justicia y democratización.

“Es una lástima que un pueblo que ha sido martirizado por una dictadura como la de (Anastasio) Somoza que siga sufriendo”, señaló el sacerdote en un vídeo difundido en las redes sociales en el que también hace un llamado al presidente Daniel Ortega a que “renuncie al poder, que se retire, que deje en paz a Nicaragua para que se organice democráticamente como ellos necesitan hacerlo”

El padre Solalinde también condenó la escalada de violencia en el país  como consecuencia de los operativos dirigidos por la Policía Nacional, con apoyo de grupos de civiles armados y turbas afines al Gobierno.

Alejandro Solalinde, sacerdote mejicano

“No es con más muertos como se va a solucionar un problema que tiene Nicaragua, además del económico, que es su reto a la democracia. Con dictaduras como esta, disfrazadas de presidencia no se puede llegar a nada”, subrayó el religioso mejicano.

Organismos de derechos humanos locales cifran en 351 las muertes producidas en el contexto de las protestas antigubernamentales, las cuales  iniciaron con el reclamo ciudadano por las reformas al Seguro Social, el pasado 18 de abril.

Los obispos no están solos

Solalinde aprovechó la ocasión para manifestar  solidaridad al cardenal Leopoldo Brenes, al obispo Auxiliar de Managua, Silvio Báez, y al nuncio apostólico Waldemar Stanilaw Sommertag;  quienes fueron agredidos el lunes pasado  por civiles armados y turbas afines al gobernante Frente Sandinista, cuando intentaban abogar por el cese a la represión y la liberación de personas secuestradas, en la ciudad de Diriamba, en Carazo.

“Quiero mandar un saludo muy cariñoso y un apoyo solidario a mi amigo, mi  hermano  mi excompañero de clases Leopoldo José Brenes Solorzano, junto con el  obispo Silvio Báez y también nuestro querido nuncio Waldemar Stanilaw Sommertag;  decirles que no están solos que acá estamos orando por ustedes”, expresó el sacerdote que en México es reconocido por su labor en favor de los migrantes.

En su mensaje también alienta a los líderes religiosos nicaragüense:  “Nos apena mucho el maltrato de este mal gobierno y decirles que Dios está con nosotros, que Jesús nos asiste y que les dé fuerza. Que su gracia los haga resistir a todo lo malo, porque ustedes están trabajando por un derecho humano que es la democracia”, enfatizó Solalinde.

Lea: OEA: Pasen de las armas a las urnas

Lea: El Vaticano evita protestar contra Nicaragua tras la agresión al nuncio

“Jesús condena completamente los crímenes que se están haciendo contra los jóvenes, contra los estudiantes y también el maltrato que están dando a los miembros de la iglesia católica”, reiteró el sacerdote en el mensaje difundido desde sus cuentas en redes sociales.

Este jueves, cuando en Nicaragua se cumplen 85 días de resistencia ciudadana en contra del Gobierno, miles de nicaragüenses se han tomado nuevamente las calles para participar de la marcha pacífica Juntos somos un volcán, convocada por la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia. 

También: EE. UU. ha quitado visas a 25 funcionarios nicas

En la concentración que se desarrolla en Managua,  se está exigiendo al presidente Daniel Ortega una respuesta urgente  a la propuesta de adelanto de elecciones como una ruta para salir de la crisis sociopolítica.