•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La OEA sostendrá una sesión extraordinaria este viernes para analizar la evolución de la crisis en Nicaragua, luego del debate sostenido el miércoles y de que Estados Unidos anunciara que impulsa una nueva resolución.

La sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) se da a petición de Argentina, Canadá, Chile, Estados Unidos y Perú.

"El Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) celebrará una reunión extraordinaria mañana viernes 13 de julio a la 14:00 EDT (12 del medio día hora de Nicaragua) en el Salón Simón Bolívar de la sede de la OEA en Washington, D.C, con el fin de considerar la evolución de la situación en la República de Nicaragua, a solicitud de las misiones de Argentina, Canadá, Chile, Estados Unidos y Perú", indicó el organismo en un comunicado emitido el jueves.

Esta sesión coincide con un paro nacional de 24 horas que aplicará este viernes el sector privado en Nicaragua, en protesta al gobierno de Daniel Ortega, a quien demandan adelantar las elecciones.

Denis Moncada, canciller de Nicaragua. EFE/END

Además, el propio Ortega tiene previsto dirigir un acto de masas, con la reedición del repliegue táctico a Masaya.

Ayer el representante de Estados Unidos en la OEA, Carlos Trujillo, informó que impulsará la aprobación de una resolución en la OEA, para lo cual se requieren 18 votos.

El miércoles, en una sesión de la OEA, uno de los puntos de agenda consistió en debatir sobre la crisis en Nicaragua.

La Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH), brindó un informe en el cual se apunta al Estado de reprimir a los manifestantes.

El canciller de Nicaragua, Denis Moncada, rechazó el informe, al calificarlo como "apresurado", y mantuvo que el gobierno de Ortega sufre "embates" de "terroristas" y "el crimen organizado".

En Nicaragua los protestantes han criticado al gobierno por calificarlos como terroristas y mantienen que sus manifestaciones son para exigir cambios democráticos.

En tanto, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, dijo que el Estado de Nicaragua comete abusos en contra de los protestantes y expresó que para solucionar la crisis, este país debe pasar de "las armas a las urnas".

Almagro añadió que la llave para resolver el conflicto está en manos del gobierno. En su intervención de ayer, el secretario general de la OEA afirmó que el actuar del Estado y los parapolicías en contra de los manifestantes ha sido "abusivo y criminal".