•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Una resolución condenando la violencia y llamando a elecciones adelantadas en Nicaragua, impulsará en la Organización de Estados Americanos (OEA) el embajador permanente de Estados Unidos, Carlos Trujillo, reveló este jueves el diplomático durante la audiencia del subcomité del Hemisferio Occidental del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara Baja del Senado sobre la crisis de Nicaragua.

 Cuatro policías y un civil mueren en enfrentamiento en Morrito, Río San Juan

Trujillo, quien ya ha solicitado elecciones adelantadas al Gobierno nicaragüense en el Consejo Permanente de la OEA, dijo que EE. UU., con sus “amigos y aliados” en este organismo, introducirá la propuesta de resolución este viernes o la próxima semana.

Trujillo admitió que está en sus planes reunirse con otros representantes de Estados miembros de la OEA, para “indicarles lo importante que sería la presión diplomática” hacia Nicaragua y conseguir los 18 votos que se necesitan para aprobar la resolución.

Mas sanciones

El principal funcionario de la Oficina de Democracia, Derechos Humanos y Trabajo del Departamento de Estado, Michael Kozac, señaló que Estados Unidos está “al lado del pueblo de Nicaragua, que pide elecciones adelantadas”.

“Nuestro mensaje es simple: permitan que el pueblo nicaragüense resuelva esta crisis a través de medios democráticos”, destacó.

 OEA anuncia sesión extraordinaria para analizar evolución de crisis en Nicaragua

El pasado miércoles, el Secretario General de la OEA, Luis Almagro, urgió respuestas del gobierno nicaragüense a la propuesta de elecciones anticipadas para aliviar la crisis que atraviesa Nicaragua desde el mes de abril y que ya ha cobrado más de 300 vidas.

Trujillo dijo que otras medidas que el gobierno estadounidense podría tomar, para aumentar la presión al Gobierno de Nicaragua, es la aprobación de más sanciones bajo la Ley Global Magnitsky y más revocaciones de visas individuales a funcionarios gubernamentales.

“Si el problema real es la corrupción, necesitamos atacar a los individuos corruptos (…) Creo que la Ley Global Magnitsky responsabiliza a esa gente, pero sabemos que no son los únicos, hay otros que aún se están enriqueciendo con el pueblo de Nicaragua”, advirtió el representante estadounidense ante la OEA.

 Estados Unidos impulsa en OEA resolución sobre crisis en Nicaragua

Kozac dijo durante la audiencia de este jueves que aquellos funcionarios del Gobierno nicaragüense “que continúen colaborando con el régimen en el abuso de los derechos humanos del pueblo de Nicaragua y en la prevención de que ejerzan sus derechos democráticos para elegir un gobierno legítimo, se encontrarán a ellos mismos y sus familias en la misma situación de los recientemente sancionados”.

El miércoles, el subsecretario adjunto de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Kenneth Merten reveló que a 21 funcionarios nicaragüenses les han revocado visas de ingreso a territorio estadounidense. A otros cuatro se les ha sancionado bajo la Ley Global Magnitsky.

Congresistas como Albio Sires e Ileana Ros-Lehtinen dijeron que la aprobación de la Nica Act (Nicaraguan Condicionality Act), ley que actualmente espera ser discutida en la Cámara Alta del Senado estadounidense, sería “un mensaje fuerte” a la comunidad internacional, en contra de Nicaragua

Financiamiento a CIDH

Otra forma de apoyar a Nicaragua es respaldando el trabajo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aseguró Trujillo, quien destacó la importancia de proveer ayuda financiera para las dos misiones que este organismo tiene en el país: el Mecanismo de Seguimiento para Nicaragua (Meseni) y el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI).

 Protestas Nicaragua: Termina sin incidentes marcha Juntos somos un volcán

Trujillo detalló que hasta hoy, la CIDH tiene asignados 1.4 millones de dólares para trabajar en Nicaragua, de los cuales US$500,000 los ha aportado Estados Unidos.

“Es importante tener tanta gente como se pueda en el terreno, supervisando, tomando nota de las violaciones de derechos humanos”, destacó el diplomático, quien advirtió que probablemente el presupuesto que la CIDH requiera para seguir trabajando en Nicaragua incrementará “a medida que las condiciones empeoran”.

Pasan resolución

Al final de la audiencia, el subcomité aprobó pasar la resolución bipartita H.Res.981., que condena la violencia ocurrida en Nicaragua e insta a las autoridades de ese país a identificar funcionarios nicaragüenses que califican para ser sancionados bajo la Ley Global Magnitsky y notificárselo al Comité de Relaciones Exteriores. Si este proyecto es aprobado en dicho comité, pasaría al plenario de la Cámara de Representantes.

La resolución es copatrocinada por los republicanos Steve Chabot, Jenniffer Gonzalez-Colon, Mario Diaz-Balart, Carlos Curbelo, Paul Cook, y los demócratas Norma Torres, Ted Deutch, Albio Sires y Eliot Engel.