•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Las personas que se encontraban en el tranque en salida de Juigalpa, Chontales, abandonaron de manera pacífica la mañana de este viernes, tras un acuerdo firmado anoche entre los autoconvocados, la sociedad civil, la Policía Nacional y representantes del Gobierno.

Ante el temor de ser atacados como ha ocurrido en los tranques que estaban en los diferentes departamentos del país, los autoconvocados que estaban en la salida Juigalpa-Managua, se reunieron con representantes de la iglesia católica, sociedad civil,  el gobierno y miembros de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), para firmar un acuerdo y desalojar el tranque de manera pacífica.

 Lea: Operación limpieza en tranques en Boaco

En el acuerdo firmado ayer en Juigalpa, los autoconvocados se comprometieron a  desalojar el tranque a cambio que la Policía no los ataque y que ni ellos ni su familia sean víctimas de intimidación por parte de las autoridades policiales y grupos a fines al gobierno.

En la firma del acuerdo participaron monseñor Sócrates René Sándigo Jirón, los sacerdote sacerdotes Jairo Mejía, Nelson Javier González Herrera y Enrique Molina; los manifestantes Lenín Antonio Salablanca Escobar, Francisco Sequeira, Jojzel Jadir Morales.

 De interés: Protestas Nicaragua: Termina sin incidentes marcha Juntos somos un volcán

Como representantes de la sociedad civil estuvieron presentes Róger Garcia Ríos y René Leiva Arguello.  En representación del Gobierno estuvieron el comisionado mayor Bayardo Napoleón Rosales Rodriguez, el secretario político departamental del FSLN Arístides Gómez Machado. También estuvo presente Denis Báez, miembro del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenid).

"El día de mañana 13 (hoy) antes de mediodía los tranques de la ciudad serán desocupados voluntariamente por los manifestantes que los han ocupado por más de 70 días", especifica el acuerdo firmado ayer.

 Además: La ONU pide a nicaragüenses diálogo para lograr nuevo consenso en el país

“Junto con la desocupación de los tranques las autoridades del gobierno y de la Policía Nacional asegurarán que quienes hayan participado o apoyado los tranques así como sus familias no recibirán represalias de ningún tipo por haber participado en esta forma de protesta", detalla el acuerdo.

Pese a los acuerdos firmados ayer en Juigalpa, para desalojar de manera pacífica el tranque que estaba ubicado en la salida de la ciudad, la madrugada de hoy se escucharon detonaciones de armas de fuego y morterazos en diferentes sectores de la ciudad.