•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Un fuerte dispositivo de antimotines y civiles armados ejecutan la mañana de este viernes la operación limpieza en la comunidad Olla de Barro, del municipio de Nandasmo, Masaya.

Los jóvenes atrincherados tuvieron que evacuar rápidamente los tranques para poner a salvo sus vidas, mientras la campanas de la Iglesia San Pedro comenzaron a sonar ante los posibles ataques, sin embargo hasta el momento no se reportan heridos.

 Lea: Autoconvocados abandonan de manera pacífica tranque de Juigalpa

Ante la presencia de los antimotines y los civiles armados, las personas que se encontraban en el sector tuvieron que refugiarse en una zona franca que está en el lugar, donde fueron víctimas de balaceras por lo que continúan refugiados en las instalaciones mientras cesa la represión.

En el sector se vive un ambiente de tensión puesto que los civiles armados y los antimotines se movilizan a bordo de camionetas sin placas e intentan ingresar a la zona franca.

"Se dirigen con rumbo hacia Niquinohomo a quitar los tranques y barricadas, pedimos a los jóvenes salvaguardar sus vidas y buscar un lugar seguro para refugiarse", comunicó el Movimiento 19 de abril de Nandasmo.

 De interés: Operación limpieza en tranques en Boaco

Mariela Cruz, habitante de Niquinohomo, expresó que están en alerta ante un ataque, “vienen tirando balas a matar para poder entrar, lo que ellos pretenden es llegar hasta Monimbó, pero estamos firmes y no vamos a permitir el ingreso".

Monimbó preparado

Por su parte el pueblo de Monimbó se encuentra en alerta máxima ante la posible entrada de parapolicías a la comunidad.

 Además: Protestas Nicaragua: Termina sin incidentes marcha Juntos somos un volcán

"Nuestra lucha es justa, no vamos a rendirnos fácilmente, vamos a luchar y si hay que morir, morimos, pero no vamos a permitir que vengan a asesinar a nuestro pueblo", dijo Edgar Amador, habitante de Monimbó.
La población está refugiada en sus casas y ante el temor de ser atacados.