•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El cargo de Francisco López como representante de las acciones del Estado de Nicaragua en las empresas distribuidoras de electricidad ha quedado sin efecto, confirmó el gobierno mediante el acuerdo presidencial 105-2018, publicado en La Gaceta de ayer.

López, a quien Estados Unidos le aplicó la Ley Magnitsky al vincularlo con actos de violación a los derechos humanos y de corrupción, ya había quedado fuera esta misma semana de Petróleos de Nicaragua (Petronic) y la Empresa Nicaragüense de Minas (Eniminas).

En el acuerdo, el mandatario Daniel Ortega indica que deja sin efecto el nombramiento de López, que estaba en vigor desde el 8 de agosto de 2008.

En ese acuerdo de hace una década "se le otorga al ingeniero Francisco López Centeno la representación de las acciones de capital propiedad del Estado de Nicaragua en las entidades Distribuidora de Electricidad del Norte S.A. (Disnorte) y Distribuidora de Electricidad del Sur S.A. (Dissur)".

Ese nombramiento permitía a López participar "con todas las facultades necesarias" en las juntas generales ordinarias y extraordinarias de accionistas "con pleno derecho del votos de dichas acciones".

Además, entre sus derechos estaba el de elegir y ser elegido en la junta directiva de las empresas distribuidoras de electricidad, en su comité ejecutivo y otros comités que se pudiesen crear.

Francisco López también es vicepresidente de Albanisa. Archivo/END

El cargo que López, cuya salida de Disnorte y Dissur está en efecto desde ayer, será ocupado por el ministro de Hacienda, Iván Acosta, según el acuerdo presidencial 106-2018.

El Estado de Nicaragua es dueño del 16% de las acciones de Disnorte y Dissur, según un acuerdo suscrito entre las partes el 28 de febrero de 2009.

La Ley Magnitsky

El pasado cinco de julio el gobierno de Estados Unidos anunció que aplicaba la Ley Magnitsky a López; al subdirector de la Policía Nacional, Francisco Díaz; y al secretario general de la Alcaldía de Managua, FIdel Moreno, por tener nexos con actos de corrupción y violaciones de los derechos humanos.

Cinco días después, el gobierno de Nicaragua informó de la renuncia de López a Petronic y Eniminas.

Y hoy dio a conocer que deja sin efecto el cargo de López como representante del Estado ante las empresas distribuidoras de electricidad.

Hasta ahora, solo López ha sido apartado de sus cargos.

La Ley Magnitsky impone sanciones financieras y migratorias dentro del circuito de Estados Unidos a las personas afectadas.

También exige a cualquier entidad o persona de Estados Unidos romper los vínculos comerciales y financieros con los sancionados.

El Estado de Nicaragua es dueño del 16% de las acciones de Disnorte y Dissur. Archivo/END

Además de López, Díaz y Moreno, Estados Unidos había aplicado en diciembre pasado la Ley Global Magnitsky a Roberto Rivas, ahora expresidente del Consejo Supremo Elecotral (CSE).

Todos ellos tienen bloqueados sus bienes o toda participación en bienes dentro de la jurisdicción de Estados Unidos.

“A los estadounidenses se les prohíbe, en general, realizar transacciones con personas bloqueadas, incluidas entidades que pertenecen o que están controladas por personas designadas”, señaló el cinco de julio una nota de Estados Unidos.