•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Tras el rescate de los estudiantes de la  universidad autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua) que se encontraban atrincherados en la iglesia Divina misericordia y fueron trasladados a la catedral de Managua, el cardenal Leopoldo Brenes aseguró que “todos corremos peligro”. 

Brenes junto al Nuncio Apostólico Waldemar Stanislaw Sommertag se trasladaron la mañana de este sábado hasta la iglesia Divina Misericordia para liberar a los jóvenes que eran asediados por la policía y civiles armados.  

Lea: Unión Europea pide al Gobierno de Nicaragua acciones concretas para detener la violencia

“Desde ayer estamos haciendo las gestiones pero vimos que era muy difícil, por eso tomamos la decisión de hacerlo a la luz del día”, declaró Brenes.  

Según el cardenal, los jóvenes que fueron rescatados se encuentran bien y que ayer lograron trasladar al hospital a 14 heridos y hoy trasladaron a otros dos.

Lea: Estudiantes atrincherados en la iglesia Divina Misericordia llegan a la Catedral de Managua

Brenes también dijo que están haciendo las gestiones para solicitar al Gobierno que se los estudiantes rescaldados y su familia no sufran asedio. 

Con respecto al diálogo nacional el cardenal mencionó que es la única salida a la crisis. “Todos corremos peligro, esta es una situación muy difícil pero nuestras vidas están en las manos de Dios, todos estamos consiente que con el diálogo se solucionan los problemas, ya han escuchado al papa Francisco en sus dos intervenciones”.

Más: Policías y civiles armados intimidan a familiares de jóvenes presos en El Chipote y amenazan con desalojar el lugar

Por su parte el Nuncio Apostólico dijo que salvar vidas es la labor de los cristianos. 

“Nuestra voz va siempre al respeto de los derechos humanos hay muertos de todos lados, nosotros hacemos conciencia como cristianos de la responsabilidad que tenemos por eso pedimos que se respeten los derechos humanos”, declaró monseñor Waldemar Stanislaw Sommertag.

Los ataques dejaron dos estudiantes muertos y varios heridos que aún permanecen en el hospital.