•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los jóvenes que se encontraban atrincherados en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN Managua), responsabilizaron directamente a Ramona Rodríguez, rectora del Recinto Universitario Rubén Darío, de autorizar el ingreso de policías y civiles armados para que los atacaran.

Los estudiantes, que se encuentran resguardados en la Catedral de Managua, también hicieron responsable a la rectora de la UNAN Managua por la muerte de dos estudiantes, Gerlad José Vázquez y Francisco José Flores, y de los daños físicos que sufrió el recinto universitario.

“Como estudiantes que estábamos atrincherados en la UNAN Managua hacemos responsable a la rectora Ramona Rodríguez por haber dado el permiso a estas personas de entrar a nuestro recinto, ya que solo las autoridades de los recintos tienen la potestad de dar el permiso a la policía para entrar”, dijo uno de los estudiantes mientras daba lectura a un comunicado.

En dicho informe, los jóvenes denunciaron “la manipulación de los hechos y la quema y destrucción de la universidad por parte de parapolicías y policías con el objetivo de culparnos a los estudiantes por los daños ocasionados al recinto”.

Lea: Estudiantes atrincherados en la iglesia Divina Misericordia llegan a la Catedral de Managua

Lea: Ortega concluye el Repliegue en estación policial

Los estudiantes expresaron que “la lucha sigue”, y convocaron a los demás estudiantes a seguir luchando para que se respete la autonomía universitaria y el derecho a la libertad de expresión.

Por último, los jóvenes que se encontraban atrincherados en la UNAN Managua denunciaron al gobierno del presidente Daniel Ortega por no permitir la entrada de ambulancias de la Cruz Roja al perímetro de la iglesia Divina Misericordia, donde se encontraban refugiados, para que pudieran atender a quienes se encontraban heridos.