•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Medardo Mairena, líder campesino y miembro de  la Alianza Cívica por la Democracia y Justicia a quien detuvieron el viernes, estuvo hoy en los Juzgados de Managua, pero no celebraron una audiencia por su caso.

Los abogados de la Comisión Permanente de los Derechos Humanos 8CPDH), confirmaron a El Nuevo Diario que Mairena estuvo en los juzgados, bajo un fuerte dispositivo policial, pero con mucho sigilo.

La audiencia para Mairena estaba prevista a realizase en la sala 9 delos Juzgados de Managua, cuya puerta forraron con plástico polarizado, pero al final no se celebró.

Para poder ingresar a esa sala de audiencia, los abogados de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), Julio Monenegro y Yonarquis Martínez, tuvieron que golpear la puerta de manera insistente.

A la entrada a la sala de audiencia número 9 están dos policías y dos oficiales de seguridad del Complejo Judicial Central Managua.

Emilia Guzmán, responsable de comunicación del Movimiento Campesino, afirmó que Mairena será acusado por la muerte de 4 policías y 1 civil en un ataque en el municipio de Morrito, Río San Juan, ocurrido el pasado jueves.

A Mairena lo capturaron el pasado viernes en el aeropuerto internacional de Managua. 

Guzmán explicó que el líder campesino se dirigía a Estados Unidos, primero a la ciudad de Miami, donde se reuniría con nicaragüenses radicados allá, y después iría a Los Angeles, para celebrar encuentros con los miembros de Nicas Unidos por la Paz, este fin de semana.

Se espera que la audiencia comience en pocos minutos.

Esta es la entrada a la sala donde se realiza la audiencia a Medardo Mairena. Ernesto García/ENDMairena es uno de los principales líderes del campesinado en Nicaragua, pero tras un enfrentamiento en Morrito, Río San Juan, la Policía Nacional lo acusó de ser el repsonsable directo por la muerte de cuatro policías y un civil.

El arresto de Mairena se da en el contexto de una crisis en Nicaragua, que ha costado la vida a entrre 270 y 350 personas, de acuerdo con informes de los organismos defensores de los derechos humanos.