•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Jairo Velásquez, sacerdote de Catarina, sufrió hoy una agresión de parapoliciales en la Iglesia Santa Catalina, confirmó a El Nuevo Diario su hermano, José Alberto Velásquez.

En horas de esta tarde, sujetos armados ingresaron de sorpresa y de forma violenta a la casa cural de la parroquia Santa Catalina, la cual está bajo la administración del padre Jairo Velásquez, en Catarina, y lo golpearon.

“Él me dijo que lo golpearon. Él (sacerdote) está intimidado y no puede hablar mucho, yo le pregunté que si quería que llegara y me dijo que no, luego le pregunté si estaba rodeado de policías y me dijo que sí”, confesó su hermano.

Los sujetos armados además de agredir al religioso destruyeron la parte interna de la casa cural y robaron pertenecías al sacerdote, de acuerdo con su hermano.

“Me dijo que se le llevaron su tablet y un servidor de su computadora”, explicó.

El sacerdote expresó que su hermano se siente amenazado.

“Por favor, que desistan de perseguir a la iglesia, dejen a mi hermano, él está ahí con sus feligreses, no tiene razón que estén agrediendo a las personas. Allí (parroquia de Catarina) no hay armas, solo están las sotanas y los santos”, manifestó José Alberto Velásquez.

El sacerdote Jairo Velásquez no realizó hoy misa dominical ante la fuerte presencia de parapoliciales y agentes de la Policía Nacional que se mantienen en Catarina para derribar las trincheras, como parte del “plan limpieza” que ejecuta el gobierno.

Pobladores de Catarina no han podido acceder al templo religioso por la fuerte presencia de parapoliciales, no obstante han denunciado en redes sociales la situación que vive el sacerdote.