•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En medio de gran hermetismo y bajo un amplio despliegue policial en el Complejo Judicial Central Managua, se realizó a puerta cerrada la audiencia preliminar para tres jóvenes acusados por los tranques levantados en Managua, Nindirí, Ticuantepe y Masaya, y por haber quemado las instalaciones de la Radio Ya.

El despliegue policial generó un ambiente de confusión, porque se suponía que sería presentado ante el juez el líder campesino Medardo Mairena Sequeira, apresado el viernes en el aeropuerto y acusado de la muerte de cuatro oficiales y un civil en Morrito, el pasado jueves.

“Supimos que trajeron a Medardo Mairena, pero no lo subieron a sala (de audiencia)”, afirmó la abogada Yonarquis Martínez, de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

El tiempo máximo para que un detenido sea presentado o acusado en un tribunal, 48 horas después de su detención, se cumplió en la mañana de este domingo en el caso de Medardo Mairena. Por ese motivo, la CPDH anunció que interpondrá este lunes un recurso de exhibición personal a favor de Mairena y Pedro Mena, quienes fueron detenidos por la policía el viernes en la mañana y aún se desconoce en qué cárcel están.

Este domingo no fue permitido el ingreso a dicho complejo judicial de activistas de derechos humanos y miembros de una delegación del Alto Comisionado de las Organización de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

El personal de seguridad exigía a los periodistas desalojar el piso donde están las salas de audiencias. “Salgan, salgan, salgan”, dijo un vigilante del complejo judicial. Además, un hombre que dijo ser camarógrafo del Canal 8 se dio a la tarea de fotografiar a los periodistas de El Nuevo Diario y otros medios independientes, y cuando se le hizo el reclamo desapareció, pero antes se le había visto platicando con agentes policiales.

Los cargos

Yonarquis Martínez, de la CPDH, y su colega Julio Montenegro asumieron la defensa de los tres jóvenes acusados de quemar las instalaciones de la Radio Ya el 24 de mayo. Ellos son Kevin Espinoza Gutiérrez, Hanssel Vásquez Ruiz y Marlon Fonseca Román.

En la audiencia preliminar, a los tres acusados la Fiscalía les formuló cargos por terrorismo, entorpecimiento de servicios públicos (transporte), robo agravado, daño agravado, tráfico de armas de uso restringido y asesinato agravado en grado de frustración.

En el escrito acusatorio presentado en el Juzgado Sexto Distrito Penal de Audiencia a cargo del juez Henry Morales, la Fiscalía señala a Marlon Fonseca Román de haber dado la orden a los otros dos acusados (Hanssel Vásquez y Kevin Espinoza) de prender fuego al edificio de la Radio Ya.

A los tres jóvenes miembros del Movimiento 19 de Abril, la Fiscalía los acusa de haber fabricado bombas molotov y morteros para atacar a quienes pasaban por los tranques, que supuestamente ellos lideraban.

Martínez y Montenegro alegaron que la acusación no cumple con los requisitos exigidos por el Código Procesal Penal (CPP), sin embargo, el judicial la admitió e impuso la prisión preventiva para los acusados.

El juez Sexto Distrito Penal de Audiencia de la capital, Henry Morales, programó la audiencia inicial para el próximo 8 de agosto a las 9:00 a.m. y a petición compleja del proceso, es decir, los acusados podrían pasar hasta un año en prisión preventiva.