•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Siete expresidentes de Costa Rica suscribieron hoy una carta dirigida al secretario general de la ONU, António Guterres, en el marco de una visita a San José, para que intervenga en la promoción de una solución pacífica a la crisis sociopolítica que sufre Nicaragua desde hace casi tres meses.

"Solicitamos su valiosa intervención para que Naciones Unidas con la información de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y de la resolución del Consejo de Derechos Humanos de NNUU, intervenga para promover una solución que restablezca, a la brevedad posible, la paz y la democracia en Nicaragua", indica la misiva.

La carta está firmada por los expresidentes Óscar Arias (1986-1990 y 2006-2010 y Premio Nobel de la Paz), Rafael Ángel Calderón (1990-1994), José María Figueres (1994-1998), Miguel Ángel Rodríguez (1998-2002), Abel Pacheco (2002-2006), Laura Chinchilla (2010-2014) y Luis Guillermo Solís (2014-2018).

"Su posición como Secretario General de Naciones Unidas y su valiosa y ejemplar experiencia sobre el sufrimiento de los desplazados como Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, lo sitúan en inmejorable posición para apreciar el dolor humano que generan estas circunstancias y los graves riesgos que ellas implican", afirman los exgobernantes costarricenses.

En la carta, los expresidentes expresan su temor de que la continuación de la violencia en Nicaragua "podría muy bien desencadenar una nueva guerra civil en esa nación con enorme sufrimiento para sus habitantes, con enorme perjuicio para el resto de Centroamérica y poniendo en grave riesgo la estabilidad y la paz de otros países de la región".

Los exmandatarios también aseguran que "la decisión del pasado día 7 de julio del presidente nicaragüense, Daniel Ortega, de no aceptar la propuesta de adelanto de elecciones y la continuación de la violencia de la policía y de turbas para-policiales matando manifestantes en diversas ciudades de Nicaragua, torna muy impredecible la continuación del diálogo y hace difícil prever un cese a la violencia".

Guterres realiza hoy una visita a Costa Rica para participar de algunas actividades oficiales, entre las cuales figura una reunión con el presidente del país, Carlos Alvarado, quien adelantó que el tema de Nicaragua será abordado en la cita.

Con al menos 351 muertos, según cifras de organismos humanitarios locales, Nicaragua atraviesa la crisis sociopolítica más sangrienta desde la década de 1980, con Daniel Ortega también como presidente.