• |
  • |
  • END

Las atribuciones que la Secretaria de Comunicación y esposa del gobernante de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra, hace a los hackers sobre la intromisión en los sitios web para colocar cartas o usar membretes oficiales (de este Gobierno), los hackers la calificaron como fuera de todo conocimiento.

El documento hecho circular esta tarde en la red, donde supuestamente la Secretaria de Comunicación, acusa a los hackers de hacer circular una carta donde el asesor Orlando Núñez acusa a la Iglesia Católica, carece de fundamento.

En días pasados, en la sección INFORMÁTICA de EL NUEVO DIARIO, informamos sobre los ataques que se estarían dando a las 3:00 de la tarde de un viernes a sitios oficiales del Gobierno; pero fueron ataques denegados, mejor conocidos como “DDoS” que se caracterizan por envíos masivos de solicitudes para entrar al sitio, y el servidor al detectar el ataque la dirección automáticamente se bloquea.

Poner un “post”, o dejar colgado un documento y hacerlo enviar desde una dirección electrónica “gob.ni”, sí se puede hacer usando un “correo espejo” que haga referencia a esa dirección IP. Pero también lo hace una persona que conozca las claves de las cuentas de correo, en este caso los propios administradores de la red de las instituciones públicas. Y es donde deben buscar el origen de ese problema, si es que el asesor presidencial, Orlando Núñez, niega haber enviado ese correo.

Hackers que hicieron el ataque, hace dos semanas, al leer la carta, dijeron que ella (Rosario Murillo) no sabe nada. “¿Qué se le puede pedir? Nosotros no mandamos eso... Sería ver los IP (del origen de ese correo del asesor social del presidente) y así le decimos quiénes fueron lo que enviaron ese correo”, dijo el hacker mejor conocido como “Pedrón Altamirano”.

En su forma característica de referirse a temas como éstos, “Pedrón” señaló: “Gracias de todo modos, siempre somos nosotros los que hacemos cosas malas, pero cuando son de afuera nadie dice nada”. Y si otros lo hicieron, es un caso muy difícil, y eso solamente ocurre en la imaginación de alguien que desconoce del tema, aseguraron.

Por otro lado, expresó, que sí hay ataques, que tienen direcciones y acceso a correos electrónicos públicos, pero que son de direcciones IP “.com.ni” (comerciales) y no “.gob.ni” (del Gobierno) nicaragüense.