•   Carazo, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

A 10 días de que se perpetrara una masacre en el pueblo de Diriamba, Jinotepe y Dolores, a manos de paramilitares y policías, la calma parece volver al departamento de Carazo.

Aparentemente el peligro, el llanto y el dolor ha quedado en el pasado; sin embargo, aún hay familias que siguen siendo perseguidas y acosadas por la Policía Nacional y parapolicías, quienes mantienen tomada la ciudad de Diriamba y Jinotepe.

Este domingo, una familia reconocida en el barrio La Libertad de Diriamba, vivió en carne propia lo que muchos ya han pasado en días anteriores, pues parapolicías y policías ingresaron a sus viviendas en donde  destruyeron  todo lo que encontraron a su paso, según ellos, buscaban a los jóvenes que habían participado en marchas azul y blanco.

Incontables desaparecidos

La cantidad de desaparecidos en estas tres ciudades principales del departamento caraceño son incontables y sus familias aún se encuentran en las afueras de cárcel La Modelo de Tipitapa.