•   Bruselas, Bélgica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Unión Europea (UE) expresó este martes su disposición a "acompañar y apoyar" el diálogo en Nicaragua, y urgió de nuevo a Managua a "poner fin de inmediato a la violencia y la represión" en este país, donde murieron unas 280 personas desde su comienzo en abril.

"Acabo de enviar" una carta al canciller nicaragüense, Denis Moncada, que cubre "diferentes aspectos de nuestra preocupación", indicó en rueda de prensa la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, al término de una reunión de cancilleres europeos, latinoamericanos y caribeños.

En la misiva, la Alta Representante "confirmó que la UE está dispuesta a acompañar y apoyar el diálogo, en particular de la Comisión sobre democratización y asuntos electorales, con vistas a las reformas necesarias y a un proceso electoral plenamente democrático y oportuno", según un comunicado de sus servicios.

Los europeos urgieron además a las autoridades nicaragüenses a "que se ponga fin de inmediato a la violencia, represión y las detenciones arbitrarias, y que se respeten las libertades fundamentales", al tiempo que dieron las condolencias a "las víctimas de la violencia".

Desde el 18 de abril, unas 280 personas perdieron la vida en una oleada de protestas contra una reforma del sistema de pensiones que se convirtieron en un clamor para exigir la salida del poder del presidente Daniel Ortega.

La oposición acusa a este exguerrillero de 72 años, en el poder desde 2007 y cuya esposa Rosario Murillo es la actual vicepresidenta, de instaurar una dictadura y pide anticipar a marzo próximo las elecciones presidenciales de 2021.

Para los europeos, "sólo un diálogo integral sobre justicia y democracia permitirá encontrar una solución pacífica a la crisis". Mogherini apoya además en su carta las recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Aunque no estaba en la agenda, la situación en Nicaragua se trató la víspera a la reunión de los cancilleres de la UE y de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) de la mano de "varios países del Grupo de Lima", según el canciller español, Josep Borrell.

La oposición en Nicargua pide anticipar a marzo próximo las elecciones presidenciales de 2021.

"Todo el mundo expresó su grave preocupación porque las cosas no van a mejor", indicó el ministro español, para quien, en este tipo de reuniones, "muchas veces no hace sino que plantearse el problema". "Y la solución se encuentra después, entre bambalinas", agregó.

Estados Unidos, 13 países latinoamericanos y el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, urgieron también el lunes al gobierno nicaragüense a poner fin a la violencia.