•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Entre las personas detenidas en Granada el pasado domingo, durante la denominada operación limpieza ejecutada por policías y parapolicías, está un psicólogo, quien será acusado por el delito de terrorismo, sostienen sus amistades.

Sobre el caso, las autoridadesno han emitido información oficial.

Róger Martínez es el psicólogo detenido, denunció una de sus parientes y otras amistades, quienes prefirieron omitir sus nombres.

A Martínez lo capturaron el domingo junto a una veintena de personas.

Sus compañeros aseguran que ya han sido liberadas diez de esas personas, mientras que 13 siguen detenidas, incluido el psicólogo.

Las autoridades informaron a los amigos y compañeros de trabajo que Martínez será acusado por el delito de terrorismo, junto con los demás ciudadanos.

Una de sus amigas se mantiene en Granada, buscando información a detalle sobre el estado legal de Martínez en las cárceles de Granada.

"Nunca él, que por la fuerza y la violencia quiere imponer su dominio ante otro, será el más fuerte, al contrario su forma de actuar es signo de una gran debilidad”, publicó en su cuenta de Facebook el psicólogo, horas antes de ser detenido.

Martínez participaba en las manifestaciones de los autoconvocados en Granada.

Sus amigos aseguran que el psicólogo no tiene familia cercana en Nicaragua y creen que se trata de una persecución política en su contra.

El psicólogo, junto con las demás personas detenidas en Granada, se une a la lista de profesionales y ciudadanos que son acusados por terrorismo.

Ayer mismo, una pareja de doctores, Blanca Cajina e Irvin Escobar, también resultaron acusados por el delito de terrorismo.

Las organizaciones de derechos humanos han indicado que estas acusaciones comprueban que el Estado criminaliza las protestas antigubernamentales en Nicaragua.

La Asamblea Nacional aprobó ayer una ley que penaliza el terrorismo con una pena de 20 de cárcel.