•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El nuncio apostólico en Nicaragua, el obispo polaco Stanislaw Waldemar Sommertag, expresó hoy su profunda preocupación por el “trágico momento” que vive Nicaragua, y pidió lograr una tregua para resolver la crisis a través del diálogo.

“Con todas mis fuerzas humanas y espirituales hago un llamado a las conciencias de todos para lograr una tregua y permitir un rápido regreso a las mesas del diálogo nacional para buscar juntos una solución adecuada y resolver así la crisis (en Nicaragua)”, dijo este martes el representante del Vaticano.

En un mensaje de voz difundido este martes, el religioso sostuvo que es inaceptable pensar que los muertos y victimas pueden resolver la crisis política en el país.

“Lógicamente no es aceptable pensar que los muertos y víctimas de violencia pueden solucionar la crisis política y garantizar un futuro de paz y prosperidad en Nicaragua”, afirmó.

El sábado pasado, el obispo polaco reiteró su apoyo a la Conferencia Episcopal de Nicaragua, mediadora y testigo del diálogo, el cual, aseguró, cuenta con el pleno apoyo de la Santa Sede.

Cronología a tres meses de la crisis en Nicaragua / AFP.

El Episcopado nicaragüense en pleno acordó el martes pasado seguir mediando en el diálogo nacional, iniciado el 16 de mayo pasado, pese a la agresión física y verbal que sufrieron autoridades eclesiales y civiles un día antes en una basílica en Diriamba.

Ese día, un grupo de parapolicías irrumpió violentamente en la basílica de San Sebastián donde agredieron a los obispos y a periodistas, entre ellos el nuncio apostólico y el cardenal Brenes.