•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) confirmó ayer el fallecimiento de, al menos, ocho personas que participaban en los tranques de Santo Tomás, Chontales, tras un ataque de fuerzas de choque ejecutado la semana pasada.

Los líderes de las protestas reportaron ante este organismo la muerte de las ocho personas; sin embargo, advirtieron que la cifra podría ser mayor, puesto que se desconoce el paradero de muchos de los manifestantes que huyeron hacia las montañas y podrían estar refugiados.

“Anda una cacería por los parapoliciales en Santo Tomás, la Policía está tranquila y no quiere más problemas, hicieron un acuerdo de paz implícito; pero quienes andan en la cacería es el secretario político del municipio, que anda con civiles armados allanando y deteniendo a los protestantes”, aseguró Pablo Cuevas, funcionario de la CPDH.

Pobladores también habrían reportado el fin de semana sobre ataques en los tranques de San Pedro de Lóvago, en Chontales, no obstante, los organismos de derechos humanos no han podido registrar la cantidad total de afectados durante este episodio violento.