•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Más de 60 ciudadanos de León se presentaron a las oficinas de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillado Sanitario (Enacal), para expresar sus quejas por la alta facturación del servicionj de agua potable en los últimos meses.

Pedro Sánchez, de 65 años, originario del barrio San Felipe, denunció que en los últimos dos meses el consumo en la facturación del servicio de agua potable pasó de C$500 a C$2,000.

 Lea: Procesión de la Virgen de la Merced por no más violencia en León

“Soy una persona de escasos recursos, toda alteración en el consumo del servicio de agua o de energía eléctrica me perjudica, tengo que perder mi tiempo en este tipo de diligencia pero tengo que ejercer mi derecho de demandar una revisión”, expresó Sánchez, quien admitió que por su condición de jubilado con costo logra pagar la facturación de 500 Córdobas.

Pedro Sánchez, de 65 años, originario del barrio San Felipe. Foto: José Luis González

Un funcionario de la empresa aguadora confirmó que en los últimos dos meses la cantidad de usuarios que demanda revisión por alta facturación va en crecimiento.

 De interés: Art Collection Hotels cierra operaciones en León

“A diario se reciben entre 60 y 80 solicitudes para revisión de medidor por alteración en la facturación, además de quejas por fugas en las tuberías, cambios e instalación de medidores”, expresó el funcionario, quien evitó brindar su nombre por temor a ser despedido.

Un funcionario de la empresa aguadora confirmó que en los últimos dos meses la cantidad de usuarios que demanda revisión por alta facturación va en crecimiento. Foto: José Luis González

Sandra Hernández, de 46 años, también usuario de Enacal, expresó que desde abril cuando se iniciaron las protestas en contra del gobierno, ha sido nula la presencia de los funcionarios de dicha empresa que realizan el trabajo de leer los  medidores domiciliares.

 Además: El premonitorio post en Facebook de joven asesinado en León

“El gobierno central tiene poca recaudación de impuestos, pretende exprimir aún más al pueblo incrementando la facturación por el consumo de agua potable, de esa manera quiere reparar calles y reconstruir los edificios destruidos”, sostuvo Hernández.