•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El histórico barrio indígena de Monimbó es controlado desde el martes por decenas de hombres encapuchados armados que se pasean por las calles a bordo de camionetas portando armas de alto calibre, lo que mantiene en zozobra a gran parte de su población. 

Después de violentos enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas combinadas del gobierno del presidente Daniel Ortega, que dejaron, al menos, cuatro muertos, según organismos de derechos humanos, las barricadas en el barrio han sido eliminadas

A bordo de camiones de la municipalidad trabajadores públicos recogen los adoquines que protegieron a Monimbó desde el 20 de abril pasado.  

“El asalto en Masaya, Nicaragua, es otro ejemplo flagrante de los esfuerzos de Ortega y Murillo por aplastar a la oposición pacífica y democrática, sin importar el costo al pueblo de Nicaragua.

Operación limpieza en Masaya: Parapolicías toman control de la ciudad

La campaña de violencia debe terminar”, manifestó este miércoles Francisco Palmieri, encargado del Departamento de Estado de Estados Unidos para el hemisferio Occidental.