• |
  • |
  • END

Mientras el Ministerio de Salud, Minsa, admite que Nicaragua está “cercada” por el virus H1N1 o influenza humana, e insiste ahora en que hay que aprender a “convivir” con la enfermedad, la apuesta gubernamental es la “vigilancia comunitaria” y la “educación popular”, un método de los años 80, para “contenerla”.

Aunque al mismo tiempo el Ejecutivo, a través del Minsa, asegura que en el país siguen sin registrarse casos de influenza humana, y anuncia el eventual aumento de afecciones respiratorias por la actual época de invierno, sin referir la tendencia que llevan a la fecha.

El titular de Salud, Guillermo González, detalló ayer al canal de televisión oficialista, que ya se reporta un caso confirmado de influenza humana en Guatemala, el cual se suma a los registrados en El Salvador y Costa Rica.

A lo que agregó los cinco casos sospechosos en Honduras, sin embargo, garantizó que en el país el virus aún “no pone pie”.

En ese sentido planteó que: “(En el territorio) vamos a avanzar en el componente de vigilancia comunitaria, ya estamos preparando a una red de brigadistas que nos van a apoyar en la detección oportuna de casos, ya estamos entrando a esa etapa. Los hospitales de la capital también están preparados para detectar una influenza estacional de la humana y actuar”.

De acuerdo con el funcionario, a la fecha están movilizando a más de 90 mil brigadistas, que aparte de detectar casos, están educando a la ciudadanía sobre qué es la influenza y cómo evitar su contagio, principalmente.

“Estamos todos enfrascados en comenzar a convivir con un huésped que no lo tenemos, pero vamos a tener que aprender a vivir con el”, insistió, tras llamar a la población a reportarse a las unidades de Salud en caso de presentar síntomas de gripe o tos.

No obstante, en segmentos como el de transporte público, esa preocupación no tiene eco. Las rutas públicas de la capital, por ejemplo, siguen atiborradas de gente, y en éstas no se han puesto en prácticas las medidas de prevención, ni a nivel de conductores ni a de pasajeros.

“Base piramidal”

El Director General de Docencia e Investigación del Minsa, doctor Julio Caldera, informó, sin embargo, que están ajustando la “base piramidal” de la contención de la epidemia.

“Estamos ya en un taller definitivo, que es con los facilitadores de los Silais del país, quienes se encargarán de la educación popular en los barrios y comunidades, en todas las zonas del país, especialmente a nivel urbano (porque el virus es urbano)”, refirió.

“La metodología es hablar con la gente partiendo de sus conocimientos, de su experiencia para definir acciones, pues la estrategia es la contención geográfica y la misma comunidad va a aportar en eso”, indicó.

La idea es “que de un barrio a otro no se pase el virus, de una cuadra a otra no se pase, de una manzana a otra no se pase. Y para ello cada facilitador caminará una cartilla donde podrá reportar los casos de influenza que detecte y de inmediato reportarlos a las unidades de Salud”, señaló.

Restringen información

A la par de que se refuerzan las medidas de prevención en el sistema de salud pública, el Ministerio de Salud, Minsa, está restringiendo cada vez más la información a los medios independientes.

Ayer, el Ministerio instruyó a los divulgadores de los hospitales de referencia nacional, no brindar ningún dato a los medios de comunicación independientes, que no sea avalado a nivel central.

En medios oficiales, como “El 19”, ya inclusive hay artículos donde se desestima la información que brindan los medios impresos que no son afines al Gobierno.