•   México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Integrantes de organizaciones feministas y de jóvenes clausuraron hoy, de manera simbólica, la embajada de Nicaragua en Ciudad de México al tiempo que protestaron por la violencia que prevalece en el país desde hace tres meses.

"Nos sumamos a la solidaridad con el pueblo nicaragüense ante las graves violaciones de derechos cometidas por el gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo, usando la represión violenta como respuesta a manifestaciones pacíficas de la ciudadanía que ejercía el derecho legítimo de protesta y defensa de sus derechos", expresó Martha Juárez, de la organización Ciudad de Mujeres.

 Lea: Situación de México y Nicaragua centra primer día de audiencias de la CIDH

"Denunciamos el asesinato de más de 300 personas, de cientos de heridas y las más de 400 presas, así como otras graves violaciones a derechos por la vía de la criminalización de la protesta social, las desapariciones, las agresiones sexuales y las violaciones a la libertad de expresión", agregó.

Los manifestantes se expresaron con gritos de "¡Fuera Ortega!" y "¡Asesino!".

 Lea más: México urge a Nicaragua a retomar el diálogo para solucionar violenta crisis

Las organizaciones exigieron el cese de toda forma de represión en Nicaragua y se sumaron a las demandas sobre la renuncia inmediata de Ortega y Murillo.

Los activistas mexicanos mostraron su rechazo a la represión gubernamental de Daniel Ortega. Foto: EFE / END.Las protestas contra el presidente Ortega y Murillo, su esposa y vicepresidenta, comenzaron el 18 de abril por unas fallidas reformas de la seguridad social y se han convertido en un reclamo que pide su renuncia, después de 11 años en el poder.

 Además: Crece la presión para que la OEA se ocupe de la crisis de Nicaragua

Ayer, la organización Amnistía Internacional (AI) pidió al Gobierno de Nicaragua poner fin a la represión de manifestaciones tras tres meses de lo que calificó de "insensata matanza".

En los últimos días, las hostilidades han ido en aumento con ataques contra la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN), que se convirtió en centro de las protestas, y el ocurrido contra la ciudad de Masaya, lo que ha provocado la condena de países como Estados Unidos y organismos como la Unión Europea (UE).