•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente Daniel Ortega no se refirió en su discurso de este jueves, a la resolución de la Organización de Estados Americanos (OEA) de condena en contra de su gobierno emitido el miércoles pasado por el Consejo Permanente, por la violación a los derechos humanos en el país.

El presidente no comentó sobre el apoyo de 21 países a la resolución que condena la violencia y la represión durante las protestas de los últimos 3 meses y sobre la solicitud del consejo permanente de desarme de los civiles armados (parapoliciales) que enfrentan a la población.

Tampoco se refirió a la posición que ha mantenido el Gobierno de los Estados Unidos que, por medio de distintos funcionarios incluyendo al vicepresidente Mike Pence, ha pedido el fin de la represión, el desarme de paramilitares y la búsqueda de una salida a la crisis mediante el diálogo, incluyendo elecciones adelantadas.

Los Sandinistas celebraron un aniversario más de la revolución en medio de un profunda crisis sociopolítica.AFP\END

Carlos Trujillo, embajador de los Estados Unidos en la OEA, ha reiterado que este organismo y el propio gobierno norteamericano continuarán enfatizando la necesidad de responder a la crisis en Nicaragua, en busca de una salida pacífica.