•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Departamento de Estado de Estados Unidos considera seguir sancionando a funcionarios de Nicaragua de continuar los actos de violencia contra la población civil que protesta, aseguró este jueves Todd Robinson, consejero para asuntos de América Central.

“Vamos a seguir investigando esto, el tema más importante es que los responsables de la violencia y la corrupción van a tener que responder a la comunidad internacional por sus acciones”, dijo Robinson durante una conferencia de prensa telefónica, añadiendo que todas las posibles sanciones están puestas “encima de la mesa”.

En los últimos dos meses, el Departamento de Estado ha ejecutado tres rondas de revocaciones de visas para funcionarios nicaragüenses involucrados en violaciones de los derechos humanos ocurridas desde abril.

Mujeres nicaragüenses y mexicanas protestan contra el gobierno de Ortega en la capital del país azteca.

Otros tres funcionarios recibieron sanciones financieras a través de la Ley Global Magnitsky, por violación de derechos humanos y corrupción.

“Vamos a seguir investigando, revisando nuestra lista. Vamos a seguir haciéndolo en conjunto con la comunidad internacional y nuestra Embajada en Managua”, aseguró Robinson, quien hasta hace poco fuera embajador estadounidense en Guatemala.

 Apoyo internacional

El funcionario del Departamento de Estado declaró que su país seguirá trabajando con la comunidad internacional para buscar una respuesta a la crisis nicaragüense, como ocurrió el miércoles en la sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), donde se aprobó una resolución que condena enérgicamente los actos de violencia cometidos en Nicaragua y pide la restauración de un diálogo de buena fe.

“Como hemos visto ayer (miércoles), la acción en la OEA es una manifestación de estas acciones y vamos a seguir discutiendo con otros en la comunidad internacional para tratar de reiniciar el diálogo (en Nicaragua), pero más que esto, para parar la violencia”, aseguró Robinson, quien apuntó que “la comunidad internacional está unida en la condena de estas acciones nefastas”.

Robinson dijo que para Estados Unidos sería “excelente” si otros países siguen el camino de las sanciones individuales a funcionarios nicaragüenses. 

19  de julio 

El miércoles, durante la sesión del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), el representante de Estados Unidos, Carlos Trujillo, dijo que su gobierno estaría pendiente de aquellos que participaran de la celebración del 19 de julio.

“Ponemos al Gobierno de Nicaragua y a sus seguidores en conocimiento de que el mundo estará viendo sus acciones este día, sus acciones para apoyar la violencia realizada por el Gobierno. También veremos a aquellos que no participarán”, advirtió Trujillo.

Todd Robinson, consejero para asuntos de América central del departamento de estado.

En ese sentido, Robinson dijo que a Estados Unidos le preocupa que “los funcionarios que intentan poner fin a la crisis estén siendo objeto de agresiones físicas y están siendo desacreditados por parte del gobierno de Ortega y sus partidarios”.

Insiste en elecciones

Robinson destacó que la salida a la crisis que atraviesa Nicaragua está en manos del Gobierno. “El único y el mejor camino hacia la paz duradera es celebrar elecciones anticipadas, libres, justas y transparentes. Ellos pueden tomar esa decisión”, puntualizó.