•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia manifestó este viernes su respaldo a la Conferencia Episcopal de Nicaragua, tras las declaraciones del presidente Daniel Ortega que los acusa  de ser “parte de un plan golpista”.

“Queremos expresar nuestro querido respaldo a la Conferencia Episcopal de Nicaragua en su labor de mediador y testigo del diálogo nacional. El dialogo es la salida a esta crisis política, económica y social en la que esta sumado el país desde hace tres meses. Estamos listos para retomar la agenda de democratización y justicia  sin dilaciones, ni retazos”, detalla el comunicado.

Lea: Ortega: Los obispos son parte de un plan golpista

La Alianza Cívica también manifiesta que repudian que se intente criminalizar a los obispos por parte del Gobierno.

“Repudiamos todo intento de boicot al dialogo nacional por parte del régimen de Ortega Murillo. No permitiéramos se criminalice el actuar de la Conferencia Episcopal y sus obispos en su rol de mediadores y testigos y se les tilde de golpistas”, informó la Alianza cívica.

Más: Trujillo: EEUU hará todo para que haya democracia en Nicaragua

La alianza cívica también reiteró sus exigencias mínimas para continuar en el diálogo nacional: cese a la represión, intimidación tortura y asesinatos. La liberación de presos políticos y manifestantes, en especial Medardo Mairena y Pedro Mena, ambos miembros del Moviente Campesino, la desarticulación de grupos parapoliciales, grupos de choque y turbas a fines del gobierno y el abordaje de la agenda de democratización que propone adelanto de elecciones.

​Lea: Marco Rubio‏ presionará para aplicar más ley Magnitsky a funcionarios de Nicaragua

“Llamamos al pueblo de Nicaragua a seguir en la lucha cívica a manifestarse pacíficamente”, reitera en su comunicado la Alianza Cívica.