•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El cardenal José Leopoldo Brenes, arzobispo de Managua y presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), anunció este viernes que los obispos se reunirán el próximo lunes para meditar si continúan o no como mediadores y testigos del diálogo nacional, luego de que el presidente Daniel Ortega tratara de descalificarlos en esa labor, refiriéndose a ellos como “golpistas”, el pasado 19 de julio.

“Vamos a meditar las palabras del señor presidente (Ortega) y luego vamos a tomar una decisión, porque el pueblo de Nicaragua está invitándonos, diciendo que tenemos que seguir (como mediadores y testigos), pero vamos a meditarlo y ver cuál es la mejor postura”, dijo el cardenal Brenes al canal 100% Noticias.

 Llamado internacional a dialogar

La CEN, compuesta por diez obispos, aceptó ser mediadora y testigo del diálogo nacional que inició el pasado 16 de mayo y que se ha visto interrumpido en distintos momentos.

“Hemos recibido muchos correos electrónicos que nos animan a seguir en el diálogo, pero ya lo vamos a discutir y ver esa posibilidad. Una cosa hermosa es que hemos tenido la cercanía de toda América Latina y también de Europa, recibimos cartas de Italia, España, Francia, Alemania”, comentó el cardenal.

Sacerdotes y sociedad civil

Sacerdotes e integrantes de la sociedad civil reaccionaron a los señalamientos de “golpistas” contra los obispos, vertidos por el presidente Daniel Ortega.

Leonel Alfaro, sacerdote de la catedral metropolitana de Managua, señaló que a lo largo de la historia, la Iglesia católica ha sido atacada y que acogen todos estos mensajes bajo “el espíritu de oración”.

 Países Bajos y Luxemburgo suspenden cooperación

“No es nuevo que a la Iglesia se le apunte y se le señale, pero en esos 2,000 años, la Iglesia ha demostrado ser fuerte en la oración”, dijo Alfaro.

El vicario Erick Alvarado, de la parroquia Divina Misericordia, destacó que la Iglesia solo ha estado “al lado del que sufre”.

“Jesucristo era un hombre de paz, nunca en un templo católico vamos a guardar armas, eso es falso. Con respecto a las palabras del señor presidente, pues oramos por él, oramos por Nicaragua para que se reflexione, para que no se llenen de odio los corazones de los nicaragüenses ante una institución como es la Iglesia, que lo que ha buscado es estar al lado del que sufre”, explicó Alvarado.

 Marcas de bala permanecen en la Divina Misericordia

Ernesto Medina, rector de la Universidad Americana y asesor de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia que participa en el Diálogo Nacional, recordó que fue el mismo presidente Daniel Ortega quien invitó a los obispos a que fuesen mediadores del diálogo.

“Ellos, a pesar de que el Gobierno nunca cumplió las condiciones que los obispos pusieron para que el diálogo pudiera iniciar, insistieron con la sociedad civil para que nos sentáramos a la mesa y esperar a que se cumplieran las condiciones: cese a la represión y la desmovilización de los paramilitares, algo que nunca se cumplió”, señaló Medina.