•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) conocida como El Chipote, se encuentran detenidos pobladores de Monimbó y de Niquinohomo, quienes fueron arrestados por parapoliciales que ejecutaron el pasado martes la llamada “operación limpieza”, que dejó como saldo cuatro personas fallecidas.

Yedris Contreras, asesor legal de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) confirmó que hasta la fecha existen 56 detenidos, de los cuales, al menos 10 son del departamento de Masaya.

“Dentro de los detenidos hay 54 varones y dos mujeres, además de dos adolescentes y se atendió tres nuevas denuncias de Monimbó”, dijo el asesor legal de la CPDH.

El Nuevo Diario constató que en las afueras de El Chipote estaban tres familiares de personas detenidas de Niquinohomo y cuatro del barrio indígena de Monimbó, que sufrieron un violento ataque con armas de grueso calibre que duró alrededor de siete horas.

Los familiares de los detenidos coinciden en que los parapoliciales llegaron a sus viviendas con lujo de violencia y se llevaron a sus parientes, a quienes después buscaron en las delegaciones policiales de la localidad, pero no les brindaron información alguna.

Socorro del Carmen Ñurinda relató que a su vivienda llegaron 50 parapoliciales, quienes rodearon la casa y  con lujo de violencia se llevaron a su hijo Diederich José Vivas, de 46 años.

“Mi hijo estaba detenido en Masaya, pero en horas de la madrugada lo trasladaron a El Chipote. La Policía nos confirmó que estaba aquí y logramos pasarle desayuno”, dijo la mamá, originaria de Monimbó.

Mientras Salvadora Janeth Pérez Calero, de Niquinohomo, afirmó que a su marido, Norlan Baltodano, de 46 años, lo detuvieron el domingo 15 de julio en casa de su hermana y luego llegaron a su vivienda dos camionetas repletas de parapoliciales a intimidar y hasta tuvo que abandonar su casa.

“Desde el domingo que fue detenido y trasladado a Masaya, a él (Norlan Baltodano) lo golpearon al punto que se desmayó y hay testigos de eso. Su delito fue cruzar un tranque para visitar a su mamá, quien padece del corazón y se encontraba sola cuando su vivienda fue rodeada por parapoliciales. Su temor era que incendiaran la casa de su madre”, contó Pérez Calero.

También se encuentran detenidos: Byran Osmano Romero, de 19 años; Eddy Ernesto Espinoza Peña, de 26; José Gamaliel Luna, 21; Elio Felipe López Acuña; su hija, Teresa de los Ángeles y Luis Eduardo, quien está detenido en la Policía de Masaya.

Capturan a prófugos

En tanto Livia Hodgson pide la libertad de su hijo Corby, uno de los jóvenes que se había dado a la fuga el pasado sábado, quien se encuentra en las celdas de El Chipote.

“A mi hijo intentaron dispararle cuando iba en la tina de la patrulla, pero el arma se enconchó, entonces los parapoliciales le dieron un golpe en la cabeza con el rifle y le provocaron una herida”, dijo Hodgson.

Agregó que su hijo iba caminando en las cercanías de la UNAN cuando lo detuvieron y en Bluefields capturaron a un sobrino.